¿y el plan económico? Sigue la incertidumbre…

Después de la declaración de principios políticos partidarios del flamante ministro de economía, algunos economista nacionales, de prestigio, -al menos mediático dieron sus opiniones-…

A través de las redes sociales, los economistas salieron rápidamente a dar sus primeras impresiones sobre la primera conferencia de prensa del nuevo ministro de Economía, Martín Guzmán, donde el funcionario trazó algunos de los lineamientos, más que todo conceptuales y sin adelantar medidas concretas, sobre la política que implementará desde su cartera.

Con su tono irónico tradicional, uno de los primeros en dar su mirada fue Roberto Cachanosky, quien escribió en Twitter: “Muy interesante la presentación del ministro Martín Guzmán, el único detalle es que no dijo nada sobre qué va a hacer para resolver la crisis económica que sostuvo en que estamos”.

El economista y excandidato presidencial, José Luis Espert, también ofreció su mirada: “Hablaron el Presidente y su ministro de Economía. Todos los cañones apuntados a la emergencia económica (está bien) pero nada dijeron de cambiar lo que nos hace vivir en emergencia desde hace décadas: Estado elefantiásico, sindicalismo mafioso y empresarios prebendarios. Error”.

Diego Giacomini es otro de los economistas que se manifestó “Te ayudo Martín Guzmán. Principal problema es que hace más de 10 años que no se crece y destruís riqueza (pib p/capita 2019 menor a 2008). Necesitas buen diagnóstico sobre falta de crecimiento para aplicar políticas correctoras del problema: nada de nada dijiste de esto”.

El analista financiero Christian Buteler, por su parte, expresó: “Dentro de lo poco concreto que dijo está: el 2020 no se puede hacer una contracción fiscal; querer financiar con emisión monetaria sería desestabilizante”. A partir de lo cual, el analista pronosticó que al nuevo gobierno le “quedan 2 opciones, tomar deuda, y aumentar impuestos”.

El resumen, de estos primeros comentarios, es que existe la posibilidad de generar un círculo virtuoso, si se reduce el nivel de desconfianza que se agravó tras las PASO, además, si se llega a un arreglo razonable con los acreedores antes de caer en default y se evitan las tentaciones, populistas de intervenir en los mercados desalentando la expansión en la oferta.

También puede caerse en un círculo vicioso con brecha cambiaria en aumento, mayor inacción y estancamiento. La consistencia del programa económico y el apoyo político que reciba, este ministro de economía, todopoderoso, son claves para que empecemos la tan ansiada recuperación, o al menos un camino que en un futuro nos lleve hacia ella…

Hay otros cabos sueltos, como la agenda laboral y social tiene varias urgencias que atender sin demoras frente al problema humanitario que implica que más de 1.500.000 personas del sector indigente que carecen de los medios elementales de subsistencia. Según la opinión del Dr Julián De Diego que es profesor de Derecho del Trabajo de la UCA.

Entre los anuncios se esperaba, -todavía no se sabe cuándo- lanzará una tarjeta de ayuda alimentaria para los que sufren necesidades urgentes con un monto que podrán canjear con productos básicos que cubren unas 7000 calorías diarias para una familia tipo. Las tarjetas será personalizadas e intransferibles y las emplea el beneficiario sin ningún tipo de intermediarios.

Por tanto, es importante destacar que el nuevo gobierno debería preservar, y en algunos casos mejorar todo el espectro de protección social vigente, que no solo incluye todos los planes sociales, que cubren nada menos que 8.500.000 personas, sino también toda la red de comedores, de grupos de asistencia privados públicos y mixtos, la copa de leche y los comedores escolares, y las acciones subsidiadas de agrupaciones sociales.

Se comentan que para avanzar con el Pacto Social, el Poder Ejecutivo necesitará de una Ley de Emergencia Económica que desde el Parlamento le brinde atribuciones en los siguientes planos y atención con lo que se viene.

1) Que se pueda suspender o dejar de lado la negociación colectiva en curso de la Ley 14.250 y de la Ley 23.546 (1987), de modo de interrumpir el curso actual de negociación por actividad, si es que se pretende establecer un “acuerdo marco” dentro del cual se operen los ajustes de salarios en el contexto de un plan integral que integre la reactivación económica que genere recursos para financiar la cobertura social.

2) La futura ley, que parece tendrá unas sanción veloz, antes de fin de año, debe habilitar la potestad de suscribir un pacto social, y la de resolver en su contexto las eventuales políticas que unilateralmente debe adoptar el Poder Ejecutivo sobre todo en materia de distribución de ingresos, de grandes decisiones de política social.

3) Las mayorías en el Parlamento deberían facilitar la tarea legislativa en materia de reformas impositivas, -la duda es que dirán las provincias- con la prevención de que estamos en una economía general de emergencia, y que se requieren primero los instrumentos que movilicen los capitales, las inversiones genuinas, y en lo posible que rehabiliten la confianza en un modelo de crecimiento, saliendo del colapso de la estanflación.

Y sin duda, lo que se persigue, sería salir del estado de decaimiento, de regresión y de retroceso en el que está el país, por tanto, se han generado con el nuevo gobierno una gran expectativa, que curiosamente provocaron aún en los sectores más críticos una moderada esperanza de no estar parados en el abismo y retomar el camino virtuoso de la inversión, el crecimiento y progreso para todos, aunque suene a una alquimia, la confianza, puede reactivar la economía y a la vez desindexarla.

En tanto aquí en ciudad gótica, Río Gallegos, llama la atención la cantidad de empleados municipales, con uniformes relucientes y trabajando, inclusive, llamaba la atención, dos señoras con pico y pala, que estaban trabajando en el bulevar de la Av San Martín, frente a la propia municipalidad, las herramientas en cuestión estaban tan relucientes que brillaban ante los rayos del sol.

Bienvenida la modalidad y el trabajo, aunque además del festival de las emergencias municipales, todavía no he leído que se haya derogado la vergonzosa norma coercitiva e injusta, que obliga al ciudadano a estar al día, cuando el municipio no lo está y tardará mucho en hacerlo.

Si la demora se prolonga, -en anular esa norma absurda- se extinguirá la idea que habrá un contraste, con la verdad y la gestión, que dijo el intendente Grasso, el día que asumió, el cual indico que no exigiría nada al ciudadano y que todo cambiaría, estamos en el periodo de la luna de miel, confiemos que el matrimonio/ votante ciudadano de pie, no sea defraudado una vez más por un político, en este caso el intendente de ciudad gótica.

La gran y única preocupación de la comunidad pública, jubilados y empleados, pasa por cobrar el aguinaldo y soñar con el sueldo de diciembre en los primeros días de enero 2020, que las preocupaciones están al orden del día.

Tal el caso, del ahora frecuentador de la cadena del ánimo y alegría rentada provincial, el ministro de economía de Santa Cruz, que sin ningún tipo de pudor, dijo hay que tener en cuenta que las nuevas autoridades nacionales, recién asumieron sus funciones y están designando a los responsables de los ministerios y secretarías.

Faltando decir prácticamente, que todavía nadie le había entendido el teléfono, y que por eso ellos estaban trabajando para conseguir los fondos para pagar el aguinaldo “completo” – la frase la remarco, para alegría y felicidad de todos- y, dando a entender que una vez que lo logren, anunciarán la fecha”.

Dando a entender solapadamente, que sería informado “en estos días, pero necesitamos contar con todos los fondos para anunciarlo”.

Volviendo, sobre lo que ya había dicho el propio gobernador Alicia Kirchner en redes sociales, que no se sabe si sigue en Bs As, o está nuevamente en la provincia, insisten que pretenden, repito –pretenden, ahora- antes con Macri era exigían-  destrabar los fondos de manera urgente por deudas a la Caja de Previsión Social y subsidios para entes provinciales.

Dicho esto último cabría preguntarse si escucharon al ministro de economía nacional Martín Guzmán, cuando dijo a qué  había que propender al equilibrio, buscar el déficit cero y a partir de allí comenzar a generar alternativas que mejoren la productividad y los ingresos.

Lo extraño es que todo parecería indicar, que para llamar a paritaria, para ofrecer alguna recomposición a los alicaídos salarios y jubilaciones, solo dependen, en el gobierno provincial, de lo que por fuera del sistema, le envie, con los oficios del vicepresidente CF, a su cuñada, y si esto fuera en realidad así, todo haría indicar que estamos realmente en problemas, hoy más que nunca, lo que se le da a una provincia se le quita a otra, no creo que los gobernadores, callen como lo hacían en otras épocas cuando el gobierno nacional de turno, soltaba la billetera a uno y cerraba a otro, en concreto todos necesitan, a nadie le sobra nada, Santa Cruz, no parece haber dejado de ser el patio trasero de la argentina, no lo fue en la década ganada, tampoco lo será ahora, el hambre es urgente y los votos pesan…y aquí somos muy pocos y estamos muy lejos de todo…

Que Dios nos ayude…

Comments are closed for this post.