Votar para cambiar, en noviembre este desastre, es un inicio.

Hay cincuenta días para enamorar al votante de a pie y quizás cuatro meses para seducir al FMI.

Pero cualquiera fuera el resultado de la elección en noviembre.

Para evitar un absoluto descontrol económico el Gobierno nacional, es decir la dupla de Cristina Fernández y Aleberto Fernández.

Deberá aceptar un acuerdo con el FMI, induce a pensar como única alternativa el periodista y economista Enrique Szewach.

Habrá que ver, si de una vez por todas, se acierta con el diagnóstico, de la Argentina actual.

Y si la –solución- del “desajuste fiscal” para las elecciones y el cambio de caras en el gabinete.

¿Puede solucionarse el tema ordenado por Cristina Fernández?. Es decir, que los ministros y sus colaboradores, funcionen.

Dicho esto, para el gobierno nacional, porque nada parece indicar que en Santa Cruz, vaya a ocurrir un cambio profundo.

Con haber echado al inútil jefe de gabinete y poner a un viejo militante en el alicaído ministerio de Desarrollo social.

No es nada profundo, porque para muestra está la vergonzosa campaña de militancia pre electoral.

Lo hicieron con la excusa de explicarle al vecino, que no use el agua, porque se la van a cortar por 15 días.

Que deje de ir al baño, que no se lave los dientes, ni la ropa, porque es su “responsabilidad”, es cuidar el agua. Que el gobierno de Alicia Kirchner, no da, pero si cobra.

La combinación de un impuesto inflacionario superior al 50% anual, y la mala práctica económica, la emisión sin control, la ausencia de un acuerdo razonable con el FMI.

Con una errática política cambiaria, hay que sumarle los catastróficos efectos de la pandemia del COVID 19.

Con el retraso de casi un año de la llegada de vacunas, producto de la ceguera del gobierno nacional.

Que centralizó sus provisiones de sueros en países de la esfera comunista, con una manifiesta incapacidad de armar la cadena de abastecimiento adecuado en tiempo y forma.

Solo China, que por estos días, está inundando al país con Sinopharm, que si bien es efectiva, lejos está de ser las más potentes en cuanto a protección contra el virus.

A esto hay que agregarle la nueva pelea con el sector agropecuario, el único motor económico del país.

Y los inolvidables escándalos de los desvergonzados vacunatorios VIP para militantes y los festejos, asados, reuniones y cumpleaños, en la quinta de Olivos.

Encabezados por el presidente doble faz, que decía y hacía otra cosa, una vez que terminaba la actuación para las cámaras de tv.

Dicho con todo sentido republicano, no se ve creíble, que los cambios en el gabinete modifiquen en algo el resultado electoral de noviembre.

A menos que estos viejos conocidos ministros tengan más votos cautivos, en unidades básicas, que los salientes.

Es absolutamente previsible, que el Gobierno nacional, -aquí en Santa Cruz, falta gente en el gobierno provincial, capaz, que piense en serio-.

Emitirá pesos para poner en el bolsillo de la gente, y buscará indudablemente comprar más  votos, y controlar los que le fueron esquivos el 12 de septiembre, en las PASO.

Esperando que lograr remontar y ganar las elecciones el 14 de Noviembre, difícil objetivo, pero nada se puede confirmar o desmentir.

Porque en Argentina, todo puede pasar, como a su vez, lo mismo vale para Santacruzlandia.

En cualquier caso, y de resultado electoral, más allá de las consecuencias de corto plazo, está suficientemente claro que el desorden macroeconómico generado en estos dos años.

Por el gobierno de Cristina Fernández y Alberto Fernández, se ampliará en forma simétricamente destructiva.

Regreso a ciudad gótica, Río Gallegos, para decir que con miles de vacunas guardas.

Siguen con absurda y burocrática la quiniela de turnos, por eso, hay que ir a la página del gobierno provincial, www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir

Hasta este momento llegaron 443.396 vacunas. Y aplico de la 1er dosis 207.569 y de 2da dosis 141.613.

Desde el año pasado se vacunaron a 345.453 personas. 

Hay guardadas, en Santa Cruz, en este momento, conforme al monitor de vacunación, del ministerio de salud de la nación, 93.986 vacunas.

Y se aplicaron desde la última actualización aproximadamente 3.900 vacunas.

La provincia de Santa Cruz registra 985 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna, que son ya 114.684 los muertos en todo el país. (hoy 106).

Para poner en un contexto adecuado, el cabaret de redes sociales, renuncias falsas, comentarios, insultos de la diputada ultra k.

Que hacía de relleno en actos con Cristina Fernández, sorprendentemente, gráfica la guerra total y malvada, de Cristina Fernández.

Porque hasta ahora, nadie todavía ha salido a defender la figura presidencial, todo es reflejado en un estudio realizado entre el 17\20 de septiembre.

Expone el daño que significaron para el Frente de Todos (Ex FPV). La derrota electoral en las PASO y la crisis entre el pdte Alberto Fernández.

Y la campaña de urdió la vicepresidente Cristina Fernández por la conformación del nuevo gabinete.

Los niveles de imagen positiva de ambos se desmoronaron y la aprobación de la gestión retrocedió, según se desprende del informe Diagnóstico Sociopolítico de la consultora Tres Punto Zero.

Que en cifras aproximadas, para no ser tan tedioso, indica un panorama que si bien es una foto. Muestra cómo se va armando la película de nuevo, ante las elecciones del 14 de noviembre.

El conflicto interno del Gobierno -del que el 91% de los encuestados, escuchó hablar, según se precisa en el estudio- impactó en los votantes oficialistas.

La evaluación de la gestión está en su piso histórico, con una pérdida de acompañamiento del 40% de la base electoral oficialista.

Y con un núcleo duro que ahora, no alcanza los 30 puntos”.

En cuanto al impacto electoral del enfrentamiento, un 43% de los encuestados señaló que “tiene menos ganas de votar al Frente de Todos (ex FPV).

Opción que representó el 40% entre los votantes oficialistas de 2019.

El dato alarmante para el Gobierno está entre los votantes propios en las recientes PASO: el 15% indicó que “tiene menos ganas de votar al Frente de Todos”.

El 11% de quienes votaron al Frente de Todos en las PASO consideró que el conflicto “es una pelea entre dos políticos que solamente piensan en ellos”.

A la hora de evaluar la actitud de Cristina Fernández en el conflicto interno que ella misma impulsó.

El 63% consideró que fue “mala o muy mala”, mientras que sólo un 31% la aprobó.

El Presidente perdió en dos semanas más de 5 puntos de imagen positiva. Entre el 6 y el 20 de septiembre, su imagen “buena o muy buena” pasó de 39% a 34%.

La imagen negativa se incrementó levemente: de 58% a 59%.

La imagen positiva de Cristina Fernández, cayó más de 6 puntos entre el 6 y el 20 de este mes, de 38% a 32%.

La “mala o muy mala” se disparó de 58% a 63%.

No es poco el desafío ciudadano, ahora nuevamente, como hace unos años atrás, el votar el 14 de noviembre, será para cambiar, este desastre. Con millones de contagiados y cientos de miles de muertos.

Si bien es solo un inicio, puede ser determinante, en poner freno a este régimen de mayorías políticas populistas.

No es una opinión, sino un dato de la realidad, estamos mal y si siguen impunes podemos llegar a estar mucho peor…

Que Dios nos ayude, o en quien ustedes crean, muchas gracias.

Accede a la editorial del periodista Oscar Muñoz, miércoles 22 de septiembre de 2021.

Comments are closed for this post.