Si alguien creyó que terminaba la Indecisión, se equivocó…

El discurso político se está concentrando en forma acelerada, en Santa Cruz, como no podía ser de otra manera, los aires de triunfo están llegando paulatinamente a todos los estamentos del Estado provincial.

Prueba de ello, son las frases que dispara hace un par de días el gobernador Alicia Kirchner, como esta: ““Realmente toda la actividad y las políticas que impulsamos desde la Nación, con Néstor Kirchner primero y luego con CF, vuelven ahora”.

O esta: “En Argentina tenemos en el horizonte un futuro distinto. Los resultados de las últimas elecciones con AF y CF mostraron que ese es el camino, el de poner en el centro a la persona y a la familia”.

En tanto este mensaje se esparce velozmente, siguen sumándose detalles que de alguna forma incómoda, ahora procesaron y embargaron al encargado de la empresa que distribuye la luz y el agua, se suma a la condena del presidente de la bancada de diputados provinciales del pj, la cámpora y el ex fpv, que tocó también al héroe militante de la cuenca carbonífera Atanasio Pérez Osuna que fue condenado y sigue en prisión, las condenas son en primera instancia, con lo cual parece que quedarán rápidamente en el olvido.

Como fue el procesamiento y embargo de la que dice ser responsable del Consejo de Educación, seguramente la lista de imputados y procesados, por diversos motivos, es más larga, no obstante parece en nada incomodar al gobierno reelecto de Alicia Kirchner. 

Aquí en ciudad gótica, Río Gallegos, las dudas se acrecientan y algunos integrantes de la cadena de la alegría y el ánimo rentada, hablan del nuevo “éxodo pingüino”, que partiría nuevamente hacia Bs As, tomando en consideración –según ellos- que asume CF

Sin bien seguramente el desenlace, se conocerá en breve, si existirá un retiro de la provincia de los genios militantes,  es válido decir, que aún persiste la duda, que opinara el presidente electo Aníbal Fernández, sobre esa supuesta migración de funcionarios de excelencia que estaban refugiados y escondidos en Santa Cruz, con unidades redistributivas, sueldos interesantes y prebendas para permanecer en esta ciudad gótica, tan hostil a ellos.

A ver, no hay que ser un analista político de café, para darse cuenta, que algunos cambios habrá, en la provincia (entre nosotros, ojala Alá los ilumine y entre gente capaz, con imaginación, y ganas de trabajar en serio) pero se me antoja que serán cosméticos, ya se logró el objetivo electoral, puede estar Santa Cruz, otra vez en piloto automático, por los próximos cuatro años de mandato

Con mantener el cajero automático, pagar jubilaciones y sueldos, todo el mundo santacruceño de la comunidad pública estará más que feliz, fieles y leales como han demostrado en las últimas elecciones.

A Pero a pesar de la transición, de los festejos, el país, cruje silencioso a la espera del milagro prometido por AF durante la campaña y en su noche consagratoria.

Ya acalladas, las promesas, el silencio es fuerte, cruza todos los niveles, ya ha empezado a escucharse, la crisis es tan fuerte, que quizás no se puede complacer todas las demandas, traducción en buen castellano, no hay populismo sin caja estatal.

Si siguen con la idea de Kicillof, CF y De Vido de subsidiar traficas para fagocitarse ejn licitaciones de barcos fantasmas de gas, obras que nunca se hacen o trenes chatarra, como los de Jaime, el fracaso será anunciado, más temprano que tarde, la película ya se vio, a pesar que muchos han decidido olvidarse de todo lo que pasó en Argentina de la década supuestamente ganada.

Hay cantidad de ciudadanos, que estaban pendientes que después del 27 de octubre, se produciría una ola, que cambiaría todo, pero no se equivocaron las dudas persisten, solo se sabe que en unos días, el presidente electo, como se suponía, va al templo del populismo moderado en el continente, es decir viaja a México para hablar con el presidente de ese país manuel López Obrador y luego tal vez antes del 10 de diciembre viaje a Houston, EE.UU, pero ningún detalle se conoce al respecto, el resto los mortales, parece que seguiremos esperando.

Ellos –digo por la fórmula triunfadora en las elecciones- estará fuera del país, CF, viaja nuevamente a Cuba, por 10 días, y Alberto Fernández estará en esta gira que comienza mañana y se prolongaría hasta fines de la próxima, los comentarios, son que ambos debían descansar de la intensa campaña, otros comentan, que le urgen buscar consensos para los tiempos por venir en el país, en las última horas, desde EE.UU le dieron un mensaje muy directo, esperan que Argentina honre la deuda con el FMI y que paguen la misma en los tiempos pactados.

No hace falta agregar, mucho, estamos enfrentados con Brasil, no hablamos con Chile, con Uruguay, no hay interlocutor hasta que se haga la segunda vuelta y evidentemente con Estados Unidos, todo es muy frío.

Dicen que existen cuatro niveles de mentiras: la pequeña, la intermedia, la gran y la estadística. La desigualdad se oculta tras un sutil disfraz detrás de la medición de los indicadores económicos y sociales.

Los grandes números macro, los promedios, las mediciones del ingreso per cápita, a menudo ofrecen una imagen engañosa, y ocultan o, en todo caso, no reflejan el mundo real.

Dice el Dr Julián De Diego Profesor de Derecho del Trabajo y Director de Posgrado UCA. Sea cual fuere el destino de los países de Latinoamérica, la democracia estará expuesta a una grave crisis de gobernabilidad si los gobiernos elegidos legítimamente por cada comunidad, no incluyen como políticas de Estado las mejoras demandadas, que forman parte de un nuevo marco aspiracional, de la clase media, cada vez con base más amplia y de los grupos sociales postergados o excluidos.

Por tanto, debería implementarse un régimen legal que fomente la meritocracia, que premie el esfuerzo y promueva la cultura del trabajo, que vuelva a colocar a los trabajadores en un marco legal razonable y moderno, en un contexto que brinde seguridad jurídica a los dependientes, como a los empleadores, tarea compleja, pero no imposible se si comprende la gravedad de la situación.

Escribió el politólogo e investigador académico que reside el Portugal, Andrés Malamud, un texto que eligió titular: “Una fiesta democrática en la era de la rabia”.

Ahí dice: Mientras las protestas populares incendian medio continente, Argentina celebró su fiesta democrática como cada dos años desde 1983. Más allá de la rivalidad, los dirigentes estuvieron a la altura. Juntos, todos.

El desempeño electoral de Juntos por el Cambio augura equilibrio en el Congreso. La distribución territorial del voto replicó la de 2015: el oficialismo triunfó en la Ciudad autónoma de Bs As, el interior bonaerense y las provincias centrales; el peronismo ganó en el conurbano bonaerense, el norte del país y la Patagonia.

Y la geografía refleja la clase social: a menor poder adquisitivo, mayor voto al peronismo. Las ideologías van y vienen, pero las identidades sociopolíticas argentinas están talladas en piedra.

A la crisis económica casera se suma un mundo turbulento y la necesidad de construir poder. La calle tampoco le será leve, al nuevo gobierno de CF y AF : un tercio de los argentinos es pobre, y tres tercios son impacientes. Y sin recursos fiscales, la paz social estará comprometida.

Desde 1983, la grieta entre peronistas y no peronistas es incombustible; la que separa a los incluidos de los excluidos, en cambio, es combustible. El agravamiento de la crisis económica podría encontrar ejemplos en Quito o Santiago de Chile.

La futura oposición enfrenta dos opciones: la moderada y la taliban. Algo, sin embargo, excede: en los sistemas presidencialistas no existe el cargo de jefe de la oposición. Los candidatos presidenciales son imprevistos porque se generan en cada elección. ¿O acaso AF encabezó la oposición durante el gobierno de Macri?

El mundo que viene promete caos y rabia, no orden y paz. El trauma del 2001 parece haber contagiado a la Argentina contra la violencia, pero si la economía se rompe la política no saldrá indemne. La responsabilidad de la dirigencia moderada es clave. Porque, en los extremos del arco ideológico, hay pequeños Maduros y Bolsonaros que acechan.

En tanto aquí en ciudad gótica, Río Gallegos, seguimos dando vueltas, en lo que parece ser lo más importante a juzgar por lo que se publica, que serían los preparativos para el 19 de diciembre, el resto pasa porque no se usó el natatorio, mientras, que el caos ahora se suma, por los cortes de calles, que solo tienen como aviso un par de metros antes, que son la reparación parcial de las calles, donde pasa la obra del desagüe, los pozos, me deje engañar por el marketing, y solo fue sobre la calle principal, el resto si se reparó, esta tan mal hecho, que se volvió ahora en un pozo cubierto con un relleno que sobresale, pozo al fin.

Tal vez, lo complicado, es que paso lo que sugerimos en más de una columna, está terminado el semestre y no hubo ninguna convocatoria seria, de parte del gobierno de Alicia Kirchner a recomponer al menos en una pequeña medida las jubilaciones y sueldos, que soporto así estoicamente con la mansedumbre ciudadana de siempre la devaluación después de la PASO.

Ahora en estos días, tal vez desde mañana al comenzar el mes de noviembre, todo se ponga más difícil, en un momento indeterminado subirán los combustibles, la medicina prepaga, los alimentos que lo han venido haciendo, pero se convalidará el traslado del aumento del valor del dólar a precios, y entre otros temas finaliza, por caso, el congelamiento de las tarifas de la telefonía celular, lo cual advierten los planes más razonables en prestación costo/ beneficio, se aproximaron a los $1400 en promedio, y sin fecha a determinar, siguen otros incrementos de servicios, gas, electricidad, etcétera

El panorama es intenso, y aquí salvo los maestros, que cada tanto llama mínimamente la atención con algún paro aislado, el resto de los gremios están sumidos en el más absoluto silencio, viales, judiciales, legislativos, administración central, médicos, enfermeros, policías y debo incluir forzosamente a los jubilados.

Aquí todo paso, nadie hablo del bono que otorgó en su momento el gobierno nacional, de otras compensaciones otorgadas. En Santa Cruz, hubo campaña política pero en silencio, con retórica de épica histórica de guerra, contra un fantasma inexistente, pero jamás se hizo mención, que la gran mayoría de la comunidad pública, está con un sueldo que raramente alcanza a superar el ingreso para superar el umbral de la pobreza.

Seguramente resulta reiterativo y tedioso, pero este balar de la población santacruceña, es tan tenue, que sólo se puede escuchar en los supermercados, cuando se quejan por lo que no alcanzan a comprar, o cuando intentan cancelar sus pasivos y nunca lo logran.

Todo es sumisión y obediencia social, nadie habla de nada, bajan la cabeza y todo sigue igual. Quizás sea la inevitable condición, que se deberá enfrentar en los tiempo que vienen en Santa Cruz. Solo agua y ajo…

Que Dios nos ayude…         

Comments are closed for this post.