¿República o impunidad?.

Lamentablemente, en la Argentina de hoy como en la de ayer, un suceso de hiperinflación y mega devaluación no tienen probabilidad cero.

La otra cara de una hiperinflación y mega devaluación no sincerada es una hiper-recesión.

O sea, la incapacidad crónica y permanente en la generación de nuevos puestos de trabajo y riqueza.

¿Qué implica a largo plazo para la Argentina?. Significa que aún, haciéndolo todo bien desde hoy mismo.

Deberíamos esperar al menos tres décadas para observar resultados razonables y coherentes, y con perdón de la majada ovejuna oscilante.

No se observa que la ciudadanía de este país tenga intenciones de hacer semejante sacrificio, nuevamente.

Porque esto hay que decirlo: Hace décadas, que se pide un último esfuerzo, que sí, hacen muchos, pero otros tantos, se quedan cómodamente sentados.

Para el cristinismo, la democracia es “de derecha” dice el escritor y periodista Jorge Fernández Díaz.

Y para ello recreo en un texto interesante, esta alegoría literaria.

Una vieja y fecunda amistad entre dos lúcidos pensadores cayó en una brusca crisis terminal.

Cuando uno de ellos denunció los campos de concentración y el despotismo que reinaban en la Unión Soviética, y el otro le replicó.

“No tienes derecho a criticar al movimiento comunista, porque estás fuera de él. Tienes que simpatizar con él, para tener derecho a corregirlo”.

La relación entre los dos filósofos quizá más relevantes de Francia –Sartre y Aron– se quebró entonces.

Jean-Paul Sartre, después de negarlo muchas veces, ya reconocía las diversas atrocidades de ese sistema totalitario.

Pero no toleraba que Raymond Aron, cuestionara de raíz el modelo que las engendraba el comunismo en Rusia y que era atrozmente cruel.

El cristinismo adopta idéntica hipocresía cuando, consciente de los crímenes de lesa humanidad del chavismo, lo defiende y lo protege.

Y desautoriza las críticas de quienes lo descubren con cuantiosas evidencias: hay que ser nacionalista para fustigar al nacionalismo.

Cuando se escarba en el pensamiento profundo de Aron y le reclaman una definición acerca de su liberalismo personal.

Esto lo compensa en una sola frase: “Lo que más hay que temer en las sociedades modernas es al sistema del partido único”.

No elige allí, como se ve, ninguna política económica determinada, sino la simple defensa conceptual y acabada de la democracia republicana.

–Con todo lo que ello representa– frente a lo que denomina la “amenaza esencial”.

Una peligrosa deriva hacia un mono partido “invencible” que arregla las instituciones y crea un régimen hegemónico y sin pluralismos.

Esto, sin eufemismos, durante los cuatro gobiernos K, se ha podido verificar, amén, de los 38 años de continuidad perniciosa en Santa Cruz.

Donde prácticamente no hay más lugar a la mentira, ni al esconder el fracaso que se corona con una provincia, que solo vive de las regalías.

Y que no ha creado ni una sola industria, salvo la quiniela o las rifas, ni tampoco promovió ninguna fuente de empleo genuina.

Que permita crecer y ser sustentable como distrito con petróleo, gas, pesca, minería estratégica, oro, plata, ganadería.

Solo es un gobierno que administra un gran cajero automático, y que mal cumple con los servicios, de salud, seguridad y justicia.

Según se señala en el último informe, denominado, “Perspectivas Económicas Mundiales del FMI” dado a conocer en Washington, EE.UU.

El mundo tendrá dificultades. Y en este contexto, la Argentina sigue rompiendo tristemente marcas.

Ya que un ranking de los países que tienen inflación de dos dígitos – tan sólo 26 sobre unos doscientos – nuestro país, se ubica en el cuarto puesto.

En medio de las negociaciones, bombardeadas desde el cristinismo y la Cámpora, el FMI advirtió que las expectativas de inflación en Argentina.

“No están fondeadas” es decir no están aún tocando el fondo.

El FMI incluye en sus previsiones de inflación para la Argentina, en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

Que realiza el Banco Central entre las principales consultoras y que da una proyección de al menos 49\50% para este año 2021.

Este porcentaje es sólo superado por Venezuela 2.700%-, Sudán -115,5%- y Surinam 48,6% y no se encuentra lejos de Yemen 45%- y Zimbabue 41%-.

Dimensionado el desastre en el cual estamos inmersos en nuestro país, excluida Venezuela.

Da cuenta que la inflación promedio en Latinoamérica y el Caribe es de –9,7%.

Representaría menos de la cuarta parte de la suba que registraría la Argentina en el año en curso.

Un dato que da escalofríos localmente y asusta a cualquier posible inversor.

Lo que “asusta” a los economistas del FMI y que lamentablemente es una estanflación, aceptada por los argentinos.

Es que se pronostica que la inflación anual en las economías avanzadas alcanzará un máximo de 3,6% en promedio en los últimos meses de este año.

Quebrando de esta forma tres décadas de tasas bajas.

A contramano de la desaceleración de la inflación a la que, apuesta el FMI, la suba de los precios en la Argentina se mantendría en niveles espantosos.

Al menos el pronóstico de las consultoras para el año 2022: sería un 46,2%.

Y si se cumple este porcentaje previsiblemente, nuestro país logre un nuevo puesto en el tope de la tabla de los países con más inestabilidad e inflación. En todo el mundo.

Una vez más enfrentamos el dilema República o impunidad, con un cuarto gobierno cristinista\kirchnerista.

Que termina de destruir la economía, la trama social y que avanza con total impunidad, como si la culpa fuera siempre de otro.

Cuesta entender la lógica de vacunación del gobierno de Santa Cruz, con el volumen de más de cien mil vacunas sin aplicar.

Sigue con lo mismo, dando turnos en cuenta gotas, sometiendo al ciudadano a la quiniela de turnos.

Cuando podría ya experimentar como en otras provincias, con el sistema de demanda, abierto a todos.

Para lograr una mayor cantidad de vacunados, pero no. Eligen seguir con la página www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir

Hasta este momento llegaron -510.926 vacunas.

Y aplico de la 1er dosis 221.236 y de 2da dosis -168358 vacunas.

Desde el año pasado se vacunaron a 387.876 personas. 

Hay guardadas, en Santa Cruz, en este momento, conforme al monitor de vacunación, del ministerio de salud de la nación, 120.286 vacunas.

Y se aplicaron desde la última actualización aproximadamente 2700 vacunas.

La provincia de Santa Cruz registra 987 muertes atribuidas a COVID19, desde que comenzó la pandemia.

Y el Ministerio de Salud de la nación consigna, que son ya 115. 582 muertos en todo el país. (hoy 35).

Finalmente, como siempre en Santa Cruz, pasan cosas raras, hubo otro sismo, no es el primero, ni será el último.

Vivimos en una provincia, que está asentada en medio de fracturas de la corteza terrestre.

Y por tanto susceptibles para haber movimientos sismos, y así ocurrió, y esta vez fue intenso, de 5,7 grados en la escala de Richter, a las 4:55 de la mañana en la región Patagónica.

Con epicentro en Chile, cerca de la ciudad de Puerto Natales, y según indicó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica de Argentina (Inpres).

El sismo también tuvo su mayor repercusión a 4 kilómetros al noreste de El Calafate, en Santa Cruz.

No existe ningún tipo de instrumental, ni organismo técnico en la provincia, que pueda medir, y advertir tales sucesos naturales, – no predecir-.

Pero si, analizar datos que permitan establecer comportamientos futuros, pero tal vez en esta oportunidad.

El miedo, y como hubo daños, en rutas, puentes, cerros, en el hospital, en supermercados, comercios, y seguramente en viviendas particulares.

La campaña electoral de todo SI, paz y alegría, sea aprovechada, en serio.

Y la triada de oro, gobierno nacional, provincial y municipal del mismo color, y destinen equipos de medición y técnicos permanentes que estudien y controlen el tema.

No hay que olvidar, que algún día, lejano, habrá dos represas con millones de metros cúbicos de agua, y evidentemente la zona, que jamás debió haber sido pensada para represas hidroeléctricas.

Muestra una vez más, que la suma de improvisación, corrupción y relato, puede producir desastres.

No estoy tranquilo, que el gobierno nacional se haya puesto a disposición, ni que el gobierno de científicos de Santa Cruz, esté en el tema.

Fracasaron antes, y lo seguirán haciendo, falta poco para el 14 de noviembre, ahí se vota, poco para pensar, y mucho para cambiar. 

Que Dios nos ayude o en quien ustedes crean, muchas gracias.

Editorial del periodista Oscar Muñoz, miércoles 13 de octubre de 2021.

Comments are closed for this post.