Perdimos la memoria y la vergüenza. Somos perfectos hipócritas…

Seré tildado de redundante, de tener pocas ideas, y tal vez tengan razón desde la crítica, pero no es menos cierto, que la grita en Argentina, se profundiza cada vez más y ya está muy próxima a transformarse en un abismo.

Anoche, en Tucumán en otro multitudinario acto de cercanía, el presidente Macri, en campaña, congregó a miles de ciudadanos, sin vales, sin micros, ni choripán a escuchar, el reconocimiento de errores de gestión y el compromiso de mejorar si es re electo.

Pero la grieta pudo más, el gobierno del cristinista Manzur, decidió cortar la luz de la plaza y dejar el acto que contaba con autorización a oscuras. Qué mejor ejemplo de la grieta intemperante que se viene de nuevo en Argentina.

Y veamos si no, es así. Según un estudio del CONICET y su Instituto de Geografía Historia y Ciencias Sociales, han realizado un trabajo, que mide la calidad de vida de un individuo que según dicen, está determinada por múltiples razones.

El económico, el social, el cultural y el ambiental son algunos de los factores que tienen una mayor incidencia en esta fórmula del bienestar. Utilizando una serie de parámetros, un grupo de científicos, tras más de 20 años de investigación, elaboró un mapa interactivo que abarca todo el territorio nacional.

El mismo básicamente dice de acuerdo a las últimas mediciones del índice de calidad de vida (ICV), la situación más favorable dentro del territorio nacional se da en la Patagonia, con un promedio 7,03 sobre 10.

Le siguen la región Pampeana (6,93), la cuyana (6,91), la Región Metropolitana de Buenos Aires (6,77), el NOA (6,33) y en último lugar, el NEA (6,01).

Realmente no tengo capacidad científica, para discutir, pero si se puede decir desde la percepción personal, que el trabajo, es netamente de laboratorio y para hacer prensa, porque sería de una necedad ignorante.

Sin vivir aquí, sin hacer un trabajo de campo, en ciudad, gótica, Río Gallegos o en el Santa Cruz profundo, decir, que estamos en la región del país donde el índice de calidad de vida, es el más alto de todo el país…

Por Dios, como se puede hacer política, desde el CONICET, que tiene más estudios sobre los impactos de las novelas turcas y la migración de países asiáticos, que de la realidad que vive nuestra región y del país, parece, casi una burla, que hagan la mención en base a los paisajes, al medio ambiente y la limpieza de las ciudades.

Nadie serio, con solo estar unas horas, en ciudad gótica, Río Gallegos, o en Comodoro Rivadavia, Trelew, podría decir sin sonrojarse, que existe buena calidad de vida y particularmente por los ítem paisajismo, limpieza y medio ambiente, porque de asegurarlo, estaría directamente mintiendo.

No hablaré del Chubut, no vivo allí,  sólo utilizaré como ejemplo, ciudad gótica, Río Gallegos, la quema de basura al aire libre durante días, semanas, la utilización del estuario del Río Gallegos, como gran cloaca, con la excusa que la marea todo se lleva, la ciudad, sus calles, sus espacios verdes, el sistema de salud, y por último con la mano en el corazón ¿de qué paisaje podemos hablar?

Nos gusta a nosotros, lo queremos, amamos vivir aquí, pero no puede ser utilizado como que tenemos el mejor índice de calidad de vida, y mucho menos comparable en menos, a donde está la principal oficina de Dios, que es la ciudad autónoma de Bs As, donde al margen de estar todo allí, si es por salud, escala obligada, para mejorar calidad de vida y hasta en muchos casos salvarse de morir, lo que tiene más suerte que otros y lo pueden hacer a tiempo.

Resulta inaudito, incomprensible, increíble, que ciudad gótica Río Gallegos tenga un índice de calidad de vida (ICV) igual a 7.06, puntos sobre 10, es decir más que la Buenos Aires…

No lo puedo creer, puedo ser considerado por hereje, por desconocer el trabajo científico, pero si este es el escenario que marca el nuevo relato político, que gobernaría al país en los próximos años.

Es como pretender dar cátedra aquí los genios universitarios militantes que tenemos localmente, me rindo, sinceramente me doy por superado, es difícil explicar tamaños desaguisados, cuando tenemos que soportar esta pésima calidad de vida todos los días en Santa Cruz.

Y digo tolerar, porque los VIC, -los venidos y quedados-, hemos decidido, por nuestra exclusiva voluntad, dejar nuestras cenizas, nuestros afectos, lo poco que hemos logrado aquí fruto de nuestro trabajo.

Y tratamos de seguir adelante a como dé lugar, pero basta ya de relato, de militancia setentista, cuando todos los que pueden, cada vez más, van a veranear a centro américa, la meca, es Cuba, Punta Cana o Brasil, somos caretas, hipócritas, dormimos sin saber si habrá, luz o agua, o un médico especialista, pero  nos gusta ser clase media alta, a pesar de vivir donde el diablo dejó olvidado su poncho hace años.

Veamos la Deuda social… Ni la gestión cristinista que terminó en 2015, ni la actual administración macrista pudieron exhibir indicadores favorables, más allá de la disputa por las cifras; la pobreza estructural no se resolvió, e impactó sobre el empleo, la vivienda y la infancia. Indica en un trabajo la periodista Laura Serra.

La pobreza: CF.

El Indec dejó de medir la pobreza y CF escondió el problema. El Gobierno ordenó dejar de publicar el índice de pobreza en 2013; ese año fue del 4,7% de la población, según el Indec.

En cambio, para el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la UCA, en 2013 la pobreza fue del 27,4% y dos años más tarde trepó al 30% de la población (ya eran 12 millones de personas). El nivel de indigencia fue del 6,6%. Según la ODSA, a fines de 2015 el 30,8% de los hogares percibió del Estado ingresos por programas sociales o asistencia alimentaria directa.

Macri.

De la “pobreza cero” al peor índice desde 2007 Durante su campaña. Macri prometió “pobreza cero”; al primer semestre de 2019 este índice trepó al 35,4% de la población urbana y afecta a más de 14,4 millones personas, informó el Indec.

Es el peor dato desde 2007, según la Universidad Católica (UCA). La indigencia alcanza al 7,7%, unas 3,1 millones de personas. Según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, a diciembre de 2018 el 30% de los hogares que también percibió del Estado ingresos por programas sociales o asistencia alimentaria directa.

Empleo CF

La desocupación en ascenso quedó camuflado con el empleo público Según el Indec (intervenido por el Gobierno K), el índice de desempleo al tercer trimestre de 2015 alcanzó al 5,9% de la población activa.

Por contrapartida, el ODSA UCA difundió para ese año un índice de desempleo del 9,4%. De los ocupados, el 48,3% pertenecía al sector micro informal (actividades de baja productividad, alta rotación y poca vinculación con el sector formal); el 36,5% al sector privado y el 15,3% al sector público (empleados estatales y trabajadores con planes de empleo).

Macri

La desocupación superó los dos dígitos y se mantiene en alza el empleo micro informal La tasa de desocupación alcanzó, al 2° trimestre de este año, el 10,6% de la población activa (casi un millón y medio de personas), un punto más que igual período de 2018.

Según el ODSA UCA, a fines de 2018 el 49,3% de los ocupados se desempeñaba en el sector micro informal (actividades de baja productividad, alta rotación y poca vinculación con el sector formal); mientras que el 35,8% pertenecía al sector privado y el 14,9% al sector público (empleados estatales y trabajadores con planes de empleo).

Vivienda CF.

Un problema crónico que afectaba a uno de cada tres hogares El déficit habitacional es un problema crónico en la Argentina: uno de cada tres hogares tiene problemas de vivienda. Al final de la gestión kirchnerista, el 27,8 de la población (unas 12 millones de personas) vivía en viviendas en condiciones precarias, de hacinamiento y con dificultades en el acceso a los servicios sanitarios). Según el ODSA UCA.

En este sentido, el 87,9 de los hogares tenía acceso al agua corriente; el 64,7% tenía conexión a la red cloacal y el 71,1 a la red de gas natural.

Macri.

Se mantiene el déficit habitacional pero se progresa en el acceso a los servicios Según el ODSA, a fines de 2018 el 27,1% de la población tenía problemas serios de vivienda (por sus condiciones precarias, de hacinamiento o de acceso a los servicios sanitarios).

Empero, durante el gobierno de Macri se evidenció una mejora paulatina en materia de infraestructura respecto de la gestión anterior: el 70% de los hogares está conectado a una red cloacal; el 71,2% a la red de gas natural y el 89,7 a la red de agua corriente, mientras que 79,4 tiene calles pavimentadas.

INFANCIA CF

Dos de cada diez chicos argentinos tenían serios problemas alimentarios, estaban al último trimestre de 2015, el 19,5% de los niños y adolescentes padecía problemas de inseguridad alimentaria, esto es, que por su situación de vulnerabilidad han debido disminuir el consumo de alimentos en cantidad y calidad, según la ODSA UCA.

Esto obedece a que el 30% de la población de niños de entre 0 a 17 años era pobre, mientras que el 4,5% era indigente. Por otra parte, el 18,9% de los niños de zonas urbanas habitaban en viviendas en condiciones de precariedad y hacinamiento.

Macri

Según el Indec, el 52% de los chicos están por debajo de la línea de pobreza. La proporción de niños en hogares que no logran cubrir las necesidades alimentarias por problemas económicos trepó, a fines de 2018, al 29,3% según el ODSA.

El pico de suba se experimentó en el período interanual 2017/2018. Según el INDEC, al primer trimestre de 2019 el 52,6% de los chicos entre 0 y 14 años son pobres; un año atrás este índice era el 46,8%. Por otra parte, el 23,8% de los chicos habitan en viviendas precarias en términos de su construcción.

Claramente hay una idealización de los candidatos, el argentino medio es exitista, no le  gusta perder ni siquiera un campeonato de bochas, por eso ahora, Macri, es muy malo y nada ha realizado, y Alberto Fernández, es un hato de virtudes y de la noche a la mañana se transformó en estadista.

Atención, ni lo uno ni lo otro, ni Macri, fallo en todo, sino que tuvo equivocaciones, como han tenido todos los presidentes, tal vez, peco de facilista, y no le fue bien.

Pero seguramente, ni Alberto Fernández, es una estadística moderado, ni CF, es la hada madrina, que todo lo que hizo está bien y ahora vendrá a tocar con la varita magia y arreglar todo.

Quien considere que es cierto lo que promete esta abstracción electoral, puede caer en un error, quizás, se terminó el tiempo de romance de Macri, para algunos, en tanto para otros, millones de argentinos, quieren darle otra oportunidad de seguir cambiando el estado de las cosas.

Las expectativas, las promesas de campaña, en Argentina, duran hasta que chocan con la realidad, con la puja distributiva, las marchas y los cortes de calles, que se apoyan en paros, ahí se confrontan con la sociedad reclamante de pleno.

Si bien me doy cuenta, que parte o prácticamente todo de lo dicho en estas columnas, de Noticias en la Red, por Radio News, está resumido a unos pocos que siguen esta forma de presentar el periodismo, -obvio no es culpa de la radio, sino de quien habla- rescate que no soy el único.

El periodista mexicano Jorge Ramos afirma que “un periodismo que no confronta, con el poder no es periodismo” y lo atractivo es que asevera que las redes sociales salvarán de la extinción a los periodistas, me estoy dando cuenta de ello.

“Si un periodista está del otro lado del poder, es que está bien”…Estoy del otro lado hace años, de eso no tengo dudas.

Ayer salió un informe de la CNN en español, del que soy habitué, y tras un video sobre la situación en Argentina, dieron cuenta que Flight Network, publicó su listado de las ciudades más bonitas del mundo e incesantes para conocer, ellas son París, Venecia, NY, Londres y Vancouver en Canadá.

Menos la última, es decir Canadá. Las conozco, y he estado varias veces en todos ellas. Tal vez sean injustos con Moscú y otras tantas ciudades europeas.

Todo esto viene a cuento, que en la lista no está ciudad gótica, Río Gallegos, donde decidí dejar mis cenizas, si el altísimo lo permite. Y en lo atinente a la profesión de periodista, tenga quizás ya sea demasiado tiempo del otro lado, -la crítica- por ello, no perderé vuestro tiempo, en hablar de las elecciones del 27 aquí en esta ciudad. Si quizás seguiré hablando, de lo que si se lo viene, si decide el argentino medio, girar nuevamente en falso…

Que Dios nos ayude…

Comments are closed for this post.