No nos escuchan, no nos reciben, no nos dan cinco de bolilla, no nos necesitan, en plenario se decidió que nos vamos.

En principio, nos retiramos del Frente de Todos, porque fuimos el partido que le dio el cuerpo al espacio de Belloni, Nace Una Esperanza.

No tenía estructura partidaria, no tenía partido y decidimos darle espacio y nosotros ocupamos los nuestros, por ello en toda la provincia tuvieron representación para los cargos de diputado (…).

En agosto también abrimos las listas, nosotros presentamos los candidatos propios con Esperanza RGL, y dimos apoyo a Pablo Grasso, llevándolo como candidato a intendente.

Ocurrió que nosotros veníamos haciendo pedidos de audiencia con la gobernador desde mediados del 2019, presentamos escritos, no sabemos si le llego.

El pedido de encuentro tenía que ver con la firma e integración al frente de todos y otra, era hablar con lo que se veía venir, respecto a la crisis que se estaba formando.

No pensamos que era la pandemia, pero si pensamos en nuestras cuestiones tipo energético, recordemos que hubo grandes cortes durante el 2018, 2019.

Lo que a nosotros nos preocupaba, era la seguridad alimentaria en cuanto, si se corta la cadena de suministros y paso eso. Con el Covid-19, estuvieron a punto de cortarse la cadena.

A parte la cuestión social, los recursos, a donde deberían estar orientados, específicamente en los barrios de la periferia, que en realidad es la nueva centralidad.

Por eso lo apoyamos a Grasso también. En esos acuerdos era que se iban a hacer obras de infraestructura, tenemos pedido para que se hagan esos trabajos, por las inundaciones principalmente.

Además, debe haber cloacas, los vecinos constantemente pidiendo camiones chupa y los tiene que pagar, las calles están destrozadas. En base a eso, como deben gastarse los recursos.

Se había hablado que se daría prioridad a estas cuestiones, ¿qué pasó?. Lo traen a Marley, quieren trasladar la terminal de ómnibus allá, por el aeropuerto.

Se puede mantener y arreglar sin tener que hacer un gasto fastuoso, teniendo las necesidades básicas insatisfechas.

Por esa razón, si no nos escuchan, no nos reciben, no nos dan cinco de bolilla, no nos necesitan, en plenario se decidió que nos vamos. Y empezar a trabajar de nuevo para dar solución a los problemas reales (…).

¿Cuándo van a arreglar y solucionar los problemas de la gente?. No está en la agenda de Grasso, ni en la provincia solucionar el problema.

Prometen, hacen eso, dicen que van, es el hacer que hacer, pero no se hace nada.

Con Claudio, la charla que tuvimos fue bastante constructiva, lo entendió, si él viene de abajo, es de los barrios.

Accede a la entrevista realizada al presidente del partido Unidos Por Santa Cruz, Rubén Ferrera.

Foto (El Diario Nuevo Dia)

Comments are closed for this post.