Niño con retraso, es derivado por la CSS, sabiendo que el lugar estaba en refacción y la Dra de vacaciones.

El día 20 de diciembre, fue derivado con turno en el centro pediátrico de Cabildo 957.

Pero cuando llegaron, el lugar estaba en refacción y la doctora que supuestamente debía atender a su hijo, está de vacaciones hasta el día 5 de enero del 2022.

No hay otros turnos, la CSS sabía que no atendieran, pero no les importo, hoy mi hijo y mi esposo, están abandonados porque no recibieron ni tarjeta de alimentos, ni nuevos turnos para médicos.

Agustín tiene retraso mental, pero creo que lo están castigando y llora cada vez que hablamos por teléfono.

Estamos esperando, porque supuestamente le confirmaron a mi esposo, recién hoy después de tantos mensajes desde el 20 que estamos mandando mensaje.

Mi marido es de la antigua, no maneja whatsapp ni correos electrónicos, el tema es que en Capital Federal se maneja todo por whatsapp y email, entonces tiene que llegar la información a algunas de mis hijas oa mi, para que nosotros se la retransmitamos a mi esposo.

Mi esposo hoy pudo acceder a la tarjeta alimentaria, estábamos cubriendo nosotros los alimentos de los dos.

Porque la CSS nunca le dio la famosa tarjeta de alimentos.

No es la primera vez que viajo derivada a Buenos Aires con mis hijos, tengo una larga experiencia con esto de las derivaciones y las peleas y demás.

Pero esto que nos está pasando hoy, más con las fiestas cerca, nos está partiendo al medio, porque los hicieron ir al cuete, esa es la bronca mia.

Porque si ellos sabían acá que el centro pediátrico de la calle Cabildo iba a estar en refacciones, porque le dan un turno?.

Viajaron de madrugada, no durmieron nada para no perder el turno, no durmieron toda la noche para estar a las 9.30 en el centro pediátrico.

Resulta que cuando llegan, se encuentran que están refaccionando y que la doctora con quien le dieron el turno, está de vacaciones hasta el 5 enero.

Del centro pediátrico me dicen, que posiblemente después del 5 de enero me podrían llegar a decir cuando Agustín, tiene si nuevo turno.

Para mi es una tomada de pelo, es una falta de respeto, es pisotear los derechos de mi hijo. Nosotros desde julio estamos peleando por la derivación, tres médicos neurólogos lo vieron en lo que va de su vida, Agustín tiene 16 años, pero tiene una mentalidad de 8 o 9 años.

Los tres médicos neurólogos, que lo vieron en Río Gallegos, nos dijeron que no se puede hacer más nada acá, en Capital, con otros médicos, con otros estudios, por ahí, se podría detectar cual es el problema de Agustin.

En el certificado de discapacidad de Agustín, dice que tiene retraso mental, pero nosotros en los últimos años hemos notado otras cosas, por eso es que necesitábamos una genetista, un neurólogo nuevo, y una psiquiatra infantil.

Comments are closed for this post.