Maltratos y abusos contra oficial de Caleta Olivia. ‘Agradezco a Dios que no me entregaron a mi hijo en una bolsa’

(Policía de Caleta Olivia, nuevamente en el ojo de la tormenta, maltratos, abuso de poder. Esta vez se trata de la comisaría Ercilia Calderon, Jose Luis Cardoza, comisario. Oficial principal Norberto Acosta y los oficiales Melisa Depieri, Ricardo Sandrini)

El dia 28 de mayo él (Emiliano) tiene un episodio, se descompone trabajando. Pide permiso, se va al hospital, ahí le dicen que había perdido la visión momentánea del ojo izquierdo y se le aflojaron las piernas.

Se acerca al hospital zonal pide permiso, y le dice la doctora Maldonado que, sufría vértigo y estrés laboral.

Tenía que volver a las cuatro de la tarde a hacerse un control. Lo llamo como siempre, y me dice que estaba en el hospital, le preguntó si paso algo, me dice que no, tranquila.

Eso fue el 28 de mayo, el 30 de mayo él se va a trabajar, cabe destacar que el dia jueves que tenía que ir a las cuatro de la tarde al hospital, no se presentó porque tenía trabajo…

El dia sabado va a trabajar, en su guardia, se queda un tiempo demás, porque tenía que completar su trabajo. Momento en el cual vino el señor a reclamar un expediente en forma, que a mi parecer no corresponde.

Ahí sufrió el maltrato, lo cual colapsó la situación, desbordó. Pide asistencia a Bienestar Policial, estaba una psicóloga de guardia que lo atiende, mi hijo deja de trabajar, empieza con una carpeta médica.

Nadie se acercó, nadie pregunto como esta mi hijo, nadie se acercó, por eso tomé la determinación de hacer una carta y contar lo que pasó.

Averiguando me entero que hay un reglamento, en el artículo 105 dice que, para hacer una investigación, las personas implicadas tienen que estar separadas del cargo para no entorpecer la investigación.

La seccional tercera si tuviera que investigar algo, si todo el personal está ahí. Si fueran a preguntar si es real, o si alguien quisiera hablar?. Creo que si lo tienen al jefe al lado, es muy difícil denunciar al jefe.

 

Caleta Olivia, 17 de Junio del año 2.020.-

CARTA ABIERTA

PÚBLICO EN GENERAL

Su     /      Despacho.-

Ref.: Hacer Denuncia Pública.-

Quiero denunciar públicamente que la policía de Santa Cruz, representada en este caso por los Comisarios CALDERÓN Ercilia y CARDOZO José Luis; Oficial Principal ACOSTA Norberto; y Oficiales Inspectores DEPIERI Melisa y SANDRINI Ricardo, todos ellos integrantes de la Comisaría Seccional Tercera desde los comienzos de año han estado maltratando y realizado actos discriminatorios hacia un oficial recientemente egresado; Emiliano MORENO; lo que ha tenido que soportar para no tener mayores inconvenientes, sufriendo atropellos de todo tipo.

Todo esto ya fue denunciado en la Fiscalía de Turno del Juzgado de Instrucción Dos de la ciudad de Caleta Olivia y se espera que desde el área correspondiente se resuelva, habiendo informado al Centro Integral de Género (Gabriela RODRÍGUEZ), en la ciudad de Río Gallegos.

En reiteradas oportunidad ha recibido tratos como “a mí no me importa si te quedes en la jerarquía, yo te voy a vivir sancionando, las mujeres estamos llegando aunque les moleste,  yo soy el jefe de comisaría y mi palabra es la última que vale y acá se hace solo lo que yo digo”, sintiéndose intimidado más de una vez por la reacción y conducta de esta persona.-

Exigiéndole permanecer en el trabajo más de las 8 hs., correspondientes, ya que se le asignaban expedientes, para diligenciar o realizar tareas operativas sin objeción ni oportunidad de retirarse a comer, demandando con ello retirarse entre las 02 o 04 Hs., de la madrugada, es decir que permanecía entre 18 Hs., y 20 hs., a posterior requerían que se hiciera presente 10.00 hs. de la mañana.-

Respecto a los malos tratos y amenazas por parte del Jefe de Comisaría, siempre se ha referido con insultos denigrando su persona y como Oficial de Policía; al punto que lo hacía en presencia de subalternos; sintiéndose este amedrentado por su comportamiento hostil ya que era comparado con delincuentes por saludar y/o dialogar con distintas personas en la vía pública en el desempeño de sus funciones; afectando su moral entendiendo que tanto ella como demás superiores debían guiar y no hostigar con violencia verbal continúa.

Ha sido en forma continua también la animosidad y desprecio al punto que se le llamaba la atención por concurrir con ropa de civil por no contar con uniforme en condiciones, mientras que otros oficiales de igual jerarquía pero femeninas concurrían reiteradamente  de civil sin recibir llamado de atención alguno, por lo que ello evidenciaba un trato no equitativo e igualitario hacia él; situaciones estas que han sido puestas en conocimiento a Oficiales intermedios Depieri y Sandrini; quienes nunca intercedieron recibiendo por parte de ellos destratos y falta de respuesta ante los reclamos realizados. También este último utilizaba en su vocabulario habitual hacia Moreno, “poronga atómica, bicho”, haciendo un notable abuso de su jerarquía y cargo que ocupaba dentro de la dependencia comparado con el recién egresado y mientras el más antiguo.-

Esto era también repetitivo por parte del Comisario José Luis Cardozo; el cual resulta ser Segundo Jefe de Comisaría; quien con palabras como “pelotudo, verga, inservible, ojo con lo que decís, y demás palabras denigrantes”, quien generaba confusión por las directivas en algunas ocasiones, y en las que se sumaba los manifiestos agresivos del Oficial Principal ACOSTA Norberto; recibiendo por parte de él, también amenazas y malos tratos, usando en forma permanente palabras como “PELOTUDITO, VERGA DE MIERDA, BOLUDO,”, y frases como  “SI QUERES DENUNCIAME, NO ME IMPORTA, NO TE TENEMOS MIEDO, A LA JEFA EL AÑO PASADO EL VERGA DE SENA LA DENUNCIÓ, Y NO PASO NADA PORQUE CONOCE A LAS AUTORIDADES JUDICIALES Y QUEDÓ TODO EN LA NADA Y CON VOS VAMOS A HACER LO MISMO”, “SI NO AGUANTAS LA PRESIÓN ANDA A PINTAR CORDONES CON TU HERMANO BOLUDO ANDATE, ESTAS A TIEMPO, PEDÍ EL PASE BOLUDO”. Y muchas ocasiones lo encerraba en la oficina solo y le ha proferido términos intimidatorios, con hacerlo mierda laboralmente; generando con ello un temor, que en muchas oportunidades lo dejaba sin deseos de cenar o almorzar y con malestar y desgano por el trabajo, temiendo por la fuente laboral.-

Esta situación han generado tal punto de gravedad y angustia que tuvo que ser asistido por personal médico, comprobando un estado de estrés y gastritis producto de tensión y nervios por el ambiente laboral en el que estaba inserto; y a todo eso se le sumaba que varias oportunidades no podía realizar compras esenciales para su higiene y alimentación dado que teniendo en cuenta que los comercios desde hace un tiempo como consecuencia de la Pandemia, cierran 20 Hs., no pudiendo nunca estar libre en ese horario para comprar lo básico.-

Resultando ser tres Oficiales en total los egresados que cumplimentaron asignación de servicios; entre ellos dos femeninos a quienes inclusive se le acomodaron los horarios siendo accesibles y la señora Jefe de División le realizó los trámites correspondientes para percibir los beneficios previstos por ley de “Indemnización por Traslado” y “Variabilidad de Vivienda”; viéndose MORENO afectado económicamente ya que a sus compañeras, el jefe CALDERON en forma personal le realizó los trámites correspondientes y ya percibieron sus beneficios, mientras que este Oficial fue dejado de lado y no le han permitido hacer y con dichos manifiestos en reiteradas oportunidades tanto el Oficial Principal ACOSTA, como el resto de superiores, le han dicho textualmente “VOS TENES PLATA, TENES AUTO, MOTO Y UNA BICI; NO NECESITAS”, y cuando necesitaba salir para hacer esos trámites (Horarios de atención al público en Dirección de Rentas por ejemplo), le daban trabajo generando con ello no poder hacerlos, siendo que tienen un tiempo prudencial una vez asignado al servicio en el nuevo destino para realizar estos trámites.

También pudo notar la diferencia en el trato para con sus compañeras de igual jerarquía, ya que a ellas les hicieron entrega de Chaleco Balístico; tanto a ellas dos como a una Oficial de su misma promoción que fue afectada hace una semana; mientras que Él lo dejaron de lado sin una causa justificada; no le entregaron ningún tipo de elemento de protección; haciendo así una vez más una notable diferencia entre ellas y este Oficial.-

Como consecuencia de toda esta situación empezó a sentir malestar en el cuerpo; temblor en las manos, brazos y piernas; y cuando llegaban ellos a la comisaría le dolía el estómago; naturalizando estas situaciones ya que eran permanentes y nada cambió desde que empezó a trabajar allí; ya sabía este que empezarían los maltratos desde su presentación en la dependencia. Muchas veces se le manifestaba el cuerpo con dolores de cabeza y mareos, que antes no había experimentado, pero con el afán de querer hacer las cosas que a su criterio estaban bien, pero sus superiores siempre veían lo malo y el error, defenestrando su trabajo, tanto operativo como el administrativo, por ello no le daba importancia y decidió aguantar porque sabía que ellos como superiores tienen la de ganar.-

El día jueves 28 de Mayo, en momentos que se encontraba cumpliendo la función de Oficial de Servicios, siendo las 09.30 Hs., pidió permiso para asistir al hospital porque sentía dolor de cabeza; y se había mareado; y en un momentos se le aflojaron las piernas perdiendo la estabilidad, y perdió la visibilidad por un momento del ojo izquierdo; cosa que antes no le había sucedido. Y una vez en el nosocomio local, con el médico de guardia Dra. Maldonado, le manifestó que tenía síntomas por estrés laboral, y que tenía Vértigo; recomendando que hiciera reposo y se practique un chequeo médico; luego de eso retomó sus funciones y cuando dio la novedad que se le habían solicitado estudios de rutina, el Comisario Cardozo José Luis, le dijo textualmente “el mal común de hoy en día, estrés laboral”.-

Luego el día sábado que también fue su día laboral, una jornada normal de 8 hs., desde las 08.00 a 16.00; realizó su trabajo habitual, pero por razones de trabajo se quedaba hasta las 18.00 o 20.00 Hs., y siendo las 19.50 Hs., aproximadamente, circunstancias que se encontraba realizando tareas pertinentes a su labor, se hizo presente el Oficial Principal Acosta Norberto en la oficina de servicio, quien le expresó términos intimidatorios e vituperios hacia su persona, el cual le manifestó textualmente a viva voz, “pelotudo de mierda donde metiste el oficio, yo no lo tengo”, “pelotudito de mierda necesito el oficio, donde mierda lo dejaste, ey, ey, ey, escuchame pelotudo dale, el oficio lo necesito ya, donde esta?, a lo que solicitó la presencia del jefe de guardia del cuarto de turno quien resulta ser el Sargento de Policía ESPINOZA Matías, consultandole si sabría precisar quién fue el último de ellos, el que habría tenido el oficio en su poder el día anterior y volvió a expresar agravios  “dale pelotudo dame el oficio, ya lo necesito, yaa lo quiero diligenciado” cerrando en forma enérgica y violenta la puerta del ambiente, mediante un golpe de puño manteniendo el puño cerrado sobre el sistema de apertura de esta, manifestando a viva voz, “dame el oficio ey, dale , ya lo quiero diligenciado pelotudito”. Situación la cual desencadenó que su cuerpo vuelva a manifestarse con dolores fuertes de cabeza mareos, y una fuerte opresión en el pecho, motivo por el cual se vio obligado a retirarse de su lugar de trabajo solicitando ayuda a bienestar policial, ente el cual cumple la función de contener a los efectivos policiales que les toca padecer este tipo de situaciones Siendo atendido por una psicóloga de Turno, quien le expresó que el mismo se encontraba colapsado por toda esta situación antes narrada, dejando en evidencia que tanto hacia la sociedad e internamente esta institución ejerce violencia,  .- Y para finalizar el día sábado 6 del cte. Mes y año se presentó en la Dirección General Regional Norte fines radicar una denuncia administrativa con respecto a los hechos antes enunciados; y textualmente el Comisario Jesús Valenzuela que le dijo “no es lo conveniente entregar una nota seca, de esta forma, tené en cuenta que en esta situación se escucharan las dos campanas, y al encontrarse involucrado un oficial jefe en la misma, se escuchara al más antiguo, que todo quedara en la nada, y solo se armara puterío”.

Todo esto es lo que está pasando en la ciudad de Caleta Olivia con un jefe y subalternos que hacen lo mismo con los de menos jerarquía; pido que la justicia y la cúpula de la policía tome cartas en el asunto.-

Comments are closed for this post.