La espera por la magia continua…

La espera por la magia continua…

 

Editorial Oscar Muñoz, viernes 13 diciembre 2019.-

 

 

La inflación de noviembre en la Patagonia fue de 4,5%, pero el promedio general en todo el país, según el INDEC, fue de 4,3%, lo que implicó una nueva aceleración de 1 punto respecto a octubre.

Hasta ahora, el alza interanual de precios es de 52,1% y la expectativa para diciembre es que vuelva a estar por arriba del 4%. Así, el 2019 podría terminar con una inflación de aproximadamente 54%, el 55% y para otras consultoras no tan optimistas 56%…pero es una loterías y un valor aterrador, porque el arrastre estadístico será muy grande…

Sería una de las más altas desde la salida de la hiperinflación, en 1991. El único dato esperanzador, aunque sin sustento, más que los pronósticos, analistas privados, consideran que para el 2020 se espera algo de desaceleración pero no demasiada.

Si bien, a veces las estadísticas privadas, son susceptibles de ser rebatidas, todo indicaría que Cambiemos, terminó su Gobierno con, al menos un 295,8% de inflación acumulada, esto terminaría por dar por sentado que las jubilaciones y salarios, por caso en Santa Cruz, están totalmente desfasados de la realidad, y aquí vale aclarar, que ningún gremio, local, repito ninguno, logro tan siquiera cercarse a un porcentaje que le permita decir que salió airoso frente a impuesto inflacionario de estos últimos cuatros años, con lo cual, hoy el gobierno de Alicia Kirchner, no debería ser tan renuente a discutir algún porcentaje de mejora en jubilaciones y sueldos, porque sería de la más estricta justicia…

No ha sido considerado así, a pesar que la provincia, ha recibido ajustes permanentes en sus ingresos, vía aumento de recaudación, regalías y coparticipación, no obstante se ha privilegiado el ajuste, para lograr un ficticio superávit, que se constituyó en base al abandono de sus funciones más elementales…

Mientras todo esto ocurre, sin programa económico, dicho en forma pública, se propicia el crecimiento, y la relevancia de la restricción presupuestaria, pero no está claro como ambas posiciones se reconciliarán en la práctica.

Por ahora, las señales del ministro de economía, Guzmán, se muestran como académicas/teóricas, denotan moderación y sensatez, pero se evidencia que escasean los detalles.

En tanto aquí en ciudad gótica y en todo Santa Cruz, las señales navideñas son cada vez más fuertes, hay festejos como todos los años, por la promoción a desterrar la cultura del trabajo en la administración pública provincial.

Dado que se dio a conocer que según el decreto 41 de este año, se otorga asueto administrativo para todo el personal de la Administración pública provincial centralizada y descentralizada, entes autárquicos, empresas y sociedades del estado, para los días 24, 26 y 31 de diciembre del año 2019 y 2 de enero de 2020.

Como no advertir esta sensación de felicidad y agradecimiento del votante de la comunidad publica santacruceña, al gobierno provincial de Alicia Kirchner, que le obsequia tantos días pagos, sin trabajar y hasta dicen que le abonara el aguinaldo completo y hasta el sueldo y jubilaciones, en los primeros días del mes de enero, para festejar la llegada de los reyes magos…

Pero, la ansiedad de la hora, hace que no pocos observadores se quejaran de la falta de anuncios concretos en la primera conferencia de prensa de Martín Guzmán. Dicen Luis Cortina, periodista, profesor de maestrías y editor.

En tren de concederle al ministro la tolerancia del debut, cabe destacar que la visión que planteó sonó equilibrada entre la ortodoxia a rajatabla y los desbordes que el kirchnerismo había planteado cuando le tocó gobernar.

Como él mismo lo planteó (del mismo modo que lo había hecho el presidente Alberto Fernández el día de su asunción), la economía argentina tiene tantos flancos críticos (extremos, sobre todo en el caso de la pobreza) que obligan a encarar soluciones urgentes.

Es cierto que todo el equipo de funcionarios acaba de asumir, pero tal vez si en lugar de esperar al último día para tomar contacto con sus antecesores lo hubieran hecho antes podrían haber conocido de antemano los números reales para encarar soluciones mucho más rápido.

“La falta de definiciones tiene un costo, como ya le venía sucediendo a Mauricio Macri”, plantea la economista Marina Dal Poggetto.

Era lógico que no se conocieran los detalles de la propuesta para reestructurar la deuda pública (otro de los temas que requieren urgente resolución, ante la escasez de recursos para pagar). Ningún jugador más o menos experimentado muestra sus cartas antes de la partida final.

El objetivo de atender a los más necesitados sería atendido con una ley cuyo proyecto enviará al Congreso “en los próximos días”, con el nombre de “solidaridad y reactivación productiva”.

Tampoco hay detalles, pero dejó entrever que será la vía de financiamiento para pagar las sumas adicionales prometidas a jubilados, empleados públicos y beneficiarios de la AUH.

Todo indicaría que los fondos provendrán de la mayor recaudación que traería un aumento de impuestos, si se atiende a que en varios tramos de su exposición Guzmán se refirió a la necesidad de alcanzar el superávit fiscal como muestra de salud macroeconómica.

Buscando el equilibrio entre las demandas, a veces contradictorias, de los votantes del cristinismo y el pj y, sobre todo, de algunos dirigentes de ese espacio, concedió que ese objetivo “no se puede alcanzar de golpe”, descartando que vaya a encarar un proceso de ajuste fiscal el año próximo. Pero del mismo modo descartó recurrir a la famosa “maquinita” de fabricar pesos, en momentos en que casi nadie los quiere.

Fue contundente: “Querer financiar la reactivación con emisión monetaria desestabilizaría la economía”, enfatizó, para desalentar a quienes aún sostienen que “un poquito” de emisión no sería inflacionaria por las actuales condiciones de la economía argentina.

Entre las incógnitas que se irán develando en los próximos días quedó flotando la idea de una reforma del sistema jubilatorio. Luego de criticar en duros términos los cambios que introdujo la administración Macri a fines de 2017 (“es inaceptable y muy grave”, calificó), dijo que se incluirán medidas en aquel proyecto de ley “para resolverlo”.

Habrá que ver los detalles para evaluar el resultado. La estrechez fiscal que él mismo reconoció no daría mucho margen para mejorar los haberes de los jubilados, dado que el gasto previsional implica el 62% del presupuesto nacional.

Sobre la inflación, señaló la necesidad de reducirla a un dígito en forma paulatina, pero no dio detalles de cómo se encarará el acuerdo de precios y salarios que vienen pregonando desde el triunfo electoral. Respecto del dólar, uno de los temas más sensibles, esperó la última pregunta de la conferencia para confirmar lo sabido: seguirá el cepo, mientras se evalúa el régimen cambiario más conveniente.

Finalmente se han colocado todas las fichas del tablero gubernamental en la provincia, prácticamente ningún cambio de relevancia, enroques, pagos de facturas de candidatos que perdieron, la malloria han aceptados cargos que cuanto menos a mas de uno le generaría bochorno, pues nada tienen que ver con su trabajo, profesión o aptitud para ocupar esos cargos, de todas formas, lo que primo fue la militancia, los toca bombos y pega carteles, que volvieron a ganar a los profesionales idóneos y mas capacitados para los cargos, con lo cual nada se puede esperar, ni en el municipio de ciudad gótica, ni el gobierno de la provincia…

Más de lo mismo y lo peor que se podría haber elegido o ratificado, lo cual marca que todo seguirá igual o peor, sin cambios radicales, ni estrategias de futuro sustentable, santa Cruz, seguirá siendo solo un cajero automático y una gran extensión desierta y destruida por la actividad extractiva intensiva de los hidrocarburos o la minería, ya no se puede hablar de la pesca que ha sido depredada por empresas extranjeras con ningún agregado de valor local…

Todo gracias a tener un ministro de la NO producción que se lo premio como jefe de gabinete, una locura, un absurdo, que tal vez explica perfectamente porque la provincia esta como esta y porque continuara de esta misma forma, el 27 de octubre se perdió una oportunidad, tanto en lo local como en lo nacional, pero no tiene mucho sentido llorar, sobre lo que pudo y no fue, porque se convertiría casi en una letra de un tango…

Cada día falta menos, estamos llegando al final del año y de Noticias en la red por Radio News, las esperanzas en alguna forma siguen intactas, aunque la incertidumbre sigue vigente, no en Santa Cruz, que todo seguirá igual, sino de lo nacional, hasta ahora, solo fiesta, fuegos de artificio, recitales musicales para la militancia

Sobre el programa de gobierno y económico, hasta ahora, nada más que expresiones de deseo, con lo cual el 2020, es un incógnita, atrás quedara la heladera llena, el asado, el consumo…

Todo fue campaña, en muchos la desilusión gana espacio, mientras vuelve la militancia y los cargos para los fieles seguidores del proyecto cristinista, el resto de los ciudadanos de a pie, esperan…la llegada de Papa Noel, el fin de año y los reyes magos…ellos tal vez vuelvan a traer la magia…que muchos soñaron…

Que Dios nos ayude…

Comments are closed for this post.