Estancias continúan cerrando caminos y pasos de servidumbre. Por ley tenemos la libertad de ingresar.

Soy cordobés, pero con un amigo que trabajamos juntos en Córdoba en un hospital, a través de un hermano, se nos dio la posibilidad de ir a trabajar a Santa Cruz, a la cuenca carbonífera. Trabaje casi 30 años en el hospital de la cuenca, además tenía un laboratorio particular.

Siempre me gusto la pesca, empezamos  a trabajar en el tema de la pesca cuando nos dimos cuenta, que no se podía acceder a los ríos públicos. Desde el año 1995 que no se da el ingreso a los ríos públicos.

Esto no es de ahora, quienes son los dueños de las estancias más grandes de Santa Cruz?….

Íbamos pescabamos, estoy deacuerdo que pescabamos mucho, que distribuimos con los amigos, momiamos.

Nos trataron de depredadores en su momento, habló de la época de Bracatelli, estaba Nieto en la subsecretaría de pesca. Me he sentado con todos ellos ha hablar, discutir cómo se podía llegar a un arreglo, porque hay una cosa que es importante. En Santa Cruz, hay una ley provincial de pesca, una de las mejores que existe en el país, no lo digo yo, me he asesorado con abogados que les gusta la pesca, me asesoraron abogados de Río Gallegos.

Está el código civil, la ley provincial de pesca con todos sus artículos, referente al código civil, el artículo 2340 y 2341: establece claramente, hace más de 125 años que los ríos, de cauces y todas las aguas que recorren por cursos naturales, no pueden ser vendidos porque pertenecen al dominio público del Estado, como somos todos. Queda al uso y goce de particulares.

Ejemplificando la ley, Nieddu explico: Si un río, un lago, cualquier agua pública, (en Santa Cruz), este año creo el rio 500 metros, y el año que viene crece 500 metros, cuando baja y se encauza el río, esos 500 no son de los propietarios, son del común, son tuyos, míos, de quien quiera ir a comer un asado (con todos los cuidados). Hay algunos que dice, tenemos grabado, esta bien, pone el alambrado, pero deja una tranquera, que puedan pasar los pescadores, o quienes quieran pasear a la vera del río, porque ya no es del estanciero, es del ente público, de todos nosotros.

Eso nunca se cumplió, hicimos un recurso de amparo en el 1999/2000, lo ganamos y hasta el dia de hoy, no se aplicó porque todos los estancieros grandes, Sara Braun, Menéndez (María Behety), los Brown, los otros Brown, Pérez companc, y otros, cerraron todas las tranqueras.

Cada 10 kilómetros tiene que haber un paso de servidumbre hacia el río, cerraron todas las tranqueras, no dejan entrar por ningun lado, hay un artículo del código civil nacional, provincial, donde esta las vías férreas donde distribuían carbón para las estancias. Cerraron todo, las vías, a 22 kilómetros es terreno público, y nadie puede decirte nada.

Me quebraron dos costillas, estuve en estado de semiconciencia y una infección generalizada.

Las grandes estancias ponen mayan en el Río Gallegos, antes de llegar a puente blanco, para que las truchas no sigan a desovar a donde nacieron, desde ahí y se mueren, no vuelven mas, es la mayor depredación que se puede hacer.

Ponen la red, porque estan cobrando mas de 5 mil dólares por día, y pescan. Están destruyendo la flora y fauna, que desembocan en el Río Gallegos y otros ríos…

Bioquímico Oscar Alfredo Nieddu.

Comments are closed for this post.