¿Está todo tan mal, o todo pasa, como siempre?

Recuerda el periodista Alcadio Ocaña…”Es común cuestionar al Gobierno de Macri, que no hubiese dejado constancia, de entrada y públicamente, de la enorme, gravosa y oscura herencia kirchnerista y cristinista”.

Claro, que la movida no habría modificado el fondo de las cosas y menos eliminado el problema: número más, número menos, todo era bien conocido por los especialistas, y la cuestión era acertar con las decisiones que empezaran a sacar al país del sombrío pantano, de corrupción y robo estructural en la que estaba hundido el país…

Como los resultados son al fin lo que son, una buena medida de las cosas, las estadísticas del INDEC y unas cuantas estimaciones privadas, vuelven a apuntarle a la calidad de la gestión económica del Gobierno de Cambiemos. Un 2018 con signo negativo prácticamente puesto, implica el segundo año recesivo de Cambiemos sobre los tres que sumará en el poder.

Las últimas estadísticas oficiales dicen que la economía está hoy al mismo nivel que en noviembre de 2015, o sea, cuando la dejó CFK. Más claro que el agua: crecimiento cero.

Siguiendo con las comparaciones estadísticas, Macri también ha admitido que la inflación de 2018, camina rumbo al 30%. Y si ésa y no una mayor es la cifra final, el Gobierno nacional habrá acumulado una nada encomiable ni diferente 128 %. Otra vez la gestión medida por sus resultados. Los tres últimos, desastrosos años de CFK habían anotado 122 %.

La pregunta es, hasta dónde alcanzaría la tragedia social, si no siguieran lloviznando recursos desde el Estado nacional para la asistencia social, de millones de ciudadanos de a pie.

Y a esta altura brota otro enigma: ¿qué le pasó a la Argentina, uno de los países más ricos en recursos naturales del mundo, para llegar a este escena tan catastrófica?

Los gurúes de las estadísticas y las finanzas, de ambas márgenes: ortodoxos y ultra neoliberales están diciendo, casi al unísono, y como si no existiera un margen de error en una ciencia social, como lo es la economía, que estamos entrando en recesión profunda, como lo reflejan la caída del 8,1% de la industria en el mes junio, remontándose a los niveles del año 2002, y además, aunque con indudables matices, se menciona el freno de la construcción por primera vez en 16 meses.

Sin duda, las estadísticas están muy lejos de la vida cotidiana, de la macroeconomía se conoce por los noticieros y los comentarios, la microeconomía es la que impacta, y se suma a los padecimientos del ciudadano de a pie, que sufre cuando llegan las boletas de los servicios, o el resumen de la tarjeta de crédito, los descuentos de los préstamos o tan sencillamente cuando va al supermercado y ve que lo que tiene en su cuenta sueldo, cada vez le rinde menos.

Y cumpliéndose aquello, de que lo peor está por venir, todo indica que en los próximos meses se sentirá el mayor impacto de una crisis sobre la cual es imposible todavía aventurar un final.

Me dicen, que no debo recordar tanto la herencia de la auto denominada década ganada… y no puedo, es más fuerte, porque cada día, son bolsos, de José López, o cuadernos gloria, que aparece en detalle de la trama de la corrupción K, o contador Manzanares de Río Gallegos, o un intendente de Río Turbio, Pérez Osuna, o un síndico del banco que solía tener el nombre de la Provincia Zannini, que están o estuvieron presos, o quien entre otros ministerios dirigió la educación en Santa Cruz, como Ricardo Jaime.

O solo por nombrar al zar de la construcción y dueño de estaciones de servicio, de locales, de cuanto uno podía ver en el horizonte patagónico, está preso, el señor Lázaro Báez, o el que creo la única industria que funcionó en toda la provincia, la timba, los casinos, la evasión de impuestos por parte de Cristóbal López.

Hace muchos años atrás, pasábamos por casi lo mismo que ahora, se discutía si era probable una recuperación económica, transcurría el año 2010, plena década ganada.

Lo que acusa el ex fpv, era lo que ello hacían por esos años la reactivación beneficiaba a los sectores medios y altos de la sociedad (donde estaba la más grande y tenaz oposición al kirchnerismo), Cambiemos amplio en cifras nunca establecidas de ayuda económica a los sectores más bajos y que nunca votaron a él…

Igual que ocurre en 2018, en 2019, se vivirá sufriendo, los estragos de la inflación. La imprevisibilidad sobre las cuestiones más elementales de la vida cotidiana que pulen la noción básica de la calidad de vida.

Pero las consecuencias de la corrupción, y la ruta del dinero k, será un triste karma (sin ofender al budismo), que acompañará al país durante muchos años.

Sin bien no hubo hasta ahora ningún reporte de Wall Street, en New York la capital financiera del mundo, que apunte a los cuadernos en los que figuran las coimas millonarias que se habrían pagado durante el kirchnerismo.

No obstante y para que se dimensione, el mal que se ha hecho a la República Argentina, por estos  ladrones, es que se instaló entre los grandes bancos y fondos de inversión internacionales que supuestamente aportarían una fortuna –de aproximadamente de 6.000 millones de dólares- para financiar el esquema conocido como PPP (Participación Público Privada) con la que se harían cientos de obras en todo el país.

El escándalo de los cuadernos, nombre o no a las empresas, golpea al llamado “Club de la coima de Obra Pública”, las empresas acostumbradas a realizar negocios con el Estado, sin duda, la explosión de putrefacción salpica a muchos, por no decir a todos los grandes consorcios que se anotan en la lista de las grandes obras, si bien se avanzó en la transparencia y las licitaciones están en la web, hay cantidad de contratos pactados como el caso de la UTE, para las represas sobre el río santa Cruz, con el gobierno comunista Chino, que tiene al presidente de las mismas, Electroingeniería preso el tal Gerardo Ferreyra, por coimero y lavado de dinero.

Si alguien suponía que después de más de doce años de la autodenominada década ganada, sería todo liviano y que había que olvidarse de la herencia, se equivocó…

Humildemente, desde este espacio, sosteníamos, que la república se podía re fundar desde la Justicia, y no fuera de ella, estos potentes rayos de luz, que cada tanto se disparan sobre el cielo de la realidad popular, están indicando que comenzó una nueva etapa en la Argentina, se está terminado la década de la impunidad, que el primo hermano del presidente de la nación, se presente como testigo ante la justicia para colaborar como colaborador de la mayor causa de corrupción de la historia del país, da cuenta que todo cambió, un pariente del presidente en ejercicio se somete a la justicia, es un avance, mientras en el otro extremo está la jefe de la asociación ilícita, senador por la provincia de Bs As, que está procesada en varias causas, entre la que está la traición a la patria, el robo de dinero de millones de argentinos, hablo de CFK, que con pedido de detención y elevación a juicio por liderar durante años el mayor aparato de corrupción que se tenga noción, está oculta bajo los pantalones de un grupo de pusilánimes políticos.

Y aquí estamos tan mal en Río Gallegos, en toda Santa Cruz, que la corrupción, la falta de gestión, parecen ser hechos normales, todo está tan putrefacto, que se publica, que un concejal del ex fpv, -que carece de méritos y capacidad para el lugar que ocupa-, el muy caradura, se va de vacaciones al caribe, Perú y República Dominicana,-con la nuestra, que le pagamos el sueldo- y pretende que con el pago de mi patente, de mis impuestos le pague los gastos del celular oficial, para que hable con sus parientes, novias y militantes.

El malestar se transforma, en asco, en repugnancia, por la impunidad de tener un diputados que junto a un inútil ministro de la NO producción, esperen a que puedan asaltar el gobierno, y designen un grupo ñoquis en planta permanente, cuando se firmaron acuerdos fiscales de congelamientos de vacantes.

No se trata de médicos especialista, universitarios expertos en desarrollo sustentable, ni científicos en aplicación de tecnologías, ni analistas de finanzas, solo son alcahuetes del partido gobernante, siguen ingresado paracaidista, inútiles para todo servicio, para seguir armando la campaña del 2019 y los vuelva a sostener en el poder…

Me queda la duda, para que tanto esfuerzo, porque molestarse en esconder decretos, designaciones, dibujar gastos, esconder ingresos, anunciar pagos y a los minutos dar marcha atrás, si el rebaño egoísta con la ley de lemas, los volverá a votar, así pongan de candidato al más impresentable que tengan a mando, cualquiera, el más inhábil, volverán a retener el poder.

Y el éxito, no está en Alicia kirchner y su pésima gestión, sino que en todo caso, la ausencia de una oposición digna de alzarse con el poder de la provincia, no es por ninguna virtud del ex pfv, ni la cámpora, sino por los propios errores y desinteligencias del cambiemos, unión para vivir mejor o la ucr, o como se quieran denominar, la culpa en este caso no es del otro, sino de ellos mismos.

Que Dios nos ayude….

Comments are closed for this post.