Espero que los trabajadores despierten de esta apatía, los gremios que dejen de lado sus egos y juntos luchemos por los derechos de los trabajadores de la salud.

Fue un año con pocas alegrías, uno deja el 2018 con respecto a la sanidad y la salud, porque estamos todo el año trabajado y no terminamos lo que hace rato estamos pidiendo, hace falta la voluntad política de arreglar la situación a los compañeros, en cuanto al  convenio colectivo provincial.

Están pasando situaciones económicamente malas, hay muy pocas que están bien, como es en todos los gobiernos, la economía del país no está funcionando y esto repercute en todos los trabajadores, en los más humildes.

Nunca debemos perder la esperanza y esperamos que el próximo año sea mejor.

A nivel provincial vemos que hay un despilfarro de dinero, lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo, se pagan muchas cosas que no se deben pagar, la gente, el trabajador en general tiene un conformismo que asusta, porque no luchan, no se ponen ese espíritu que debe tener el trabajador, eso no depende de un dirigente, uno ve tanta pasividad en la gente que asusta.  El Estado va hacer lo que quiere mientras el trabajador se lo permita.

Esperamos que para marzo del 2019, nos podamos juntar los gremios, unirnos dejando de la lago los egos y diferencias, emprendiendo una lucha verdadera por los trabajadores, más allá de que es un año político, y tomar en serio la salud.

Para la comunidad en general necesitamos trabajo, paz, armonía, y sobre todo salud. Lo demás depende cada ser humano, de cómo enfrente la vida, las ganas, las expectativas, y que no dejen de soñar un mejor futuro.

A los trabajadores (de la salud), que se despierten de esa apatía que tiene, que traten de no seguir negociando por debajo de la mesa, que el gobierno respeta a los gremios y que se consigan logros en conjunto

Comments are closed for this post.