El 2021 cierra en positivo y el 2022 buscaremos recuperar la CSS y mantener el diálogo paritario.

Este año, tiene un balance positivo, en función de los objetivos que uno se propone, desde la organización gremial.

Después los compañeros sacarán sus propias conclusiones.

Para nosotros fue positivo, tuvimos la elección de los vocales a la CPS, impulsaremos al compañero Cristian Sánchez en una intersindical con los compañeros de ATE y Vialidad.

Ahora el año 2022, está asumiendo en la Caja de Previsión Social, era una última pulseada, en función de lo que pretendíamos desde nuestra organización gremial.

Hicimos esos acuerdos con esas dos organizaciones gremiales y pudimos alcanzar el objetivo, que de eso se trata justamente.

Sin duda, para el año 2022, no se si como gremialista, creo que como trabajador, pedimos esa eterna lucha por el salario digno.

Que la podamos llevar dentro del marco del diálogo y de lo que permite el ejercicio de las paritarias, que más allá de lo que está por allí, parece que se viene como algo complicado.

Podemos encontrarle la vuelta y tener discusiones salariales de acuerdo a lo que los trabajadores pretendemos como tales, de eso se trata.

Ni hablar de la consigna que vamos a llevar, que es el tema, no se si la recuperación de la obra social, pero de alguna manera entrar dentro del directorio y de esa manera.

La cuestión de la salud que tiene que ver con nuestros afiliados, podamos atenderla de una manera más directa.

Es tanta la necesidad que siente en cuanto a salud, porque a veces los trabajadores no nos damos cuenta, hasta que no tenemos un problema de salud, la carencia que por allí puede llegara aparecer.

Son temas que nosotros ya tenemos en agenda para el año que viene.

Sin dudas, se van a tener que establecer prioridades, la responsabilidad de quienes aman en lo social.

Evidentemente habrán prioridades que tiene que ver con la salud del trabajador, después irán apareciendo todos los problemas estructurales que han habido en más de tres décadas.

Hace más de tres décadas que nuestra obra social está intervenida, primero no se tenía la independencia económica, que se pretende tener a partir de ahora.

Allí van a saltar esos deudores incobrables, que fueron los intendentes, hace más de 30 años estamos hablando de esto. Los que son intendentes hoy,se van a tener que hacer cargo.

Si no tenemos independencia económica, como hacemos para atender la demanda en cuanto a salud, que tiene los afiliados. La salud está dolarizada y se mueve en función de otros parámetros y no los salarios.

Es un tema complejo, difícil, es un desafío, pero a los desafíos hay que enfrentarlos, además de llegar, la importancia es de encontrar soluciones, eso es lo importante.

Uno no dimensiona los problemas hasta que tiene un problema de salud, somos apáticos, lo escuchamos, opinamos y nada más.

El problema es de quien lo padece, el que tiene ese momento cuando la salud ya no lo acompaña o a alguien del grupo familiar y no encuentra la respuesta.

De pronto, no sé si la respuesta está en instalarse con tachos, bombos y redoblantes afuera de la obra social.

Entendemos nosotros que habría que hacer un ejercicio distinto para que esas cosas no sucedan.

Podés continuar escuchando la entrevista a Pedro Mansilla secretario general del SOEM.

Comments are closed for this post.