¿Dónde está la crisis de recursos en Santa Cruz?

Lo que viene por delante en la Argentina, para millones, podría decirse al menos 8 millones de personas, no sería bueno, por ello quizás, deba ser el momento de comenzar a transitar las distintas etapas del duelo.

Desafío, para tratar de adaptarse a la nueva realidad que se transitar por los próximos años en el país, así como miles en Santa Cruz, comenzaron a comprender, que nada puede hacerse para modificar la realidad que se vive hace décadas, tal vez se deba igual a lo que podría suceder en las elecciones del próximo 27 de octubre. 

Etapa, es la negación, que puede inicialmente amortiguar el golpe de lo ocurrido, pero esta etapa no puede ser indefinida porque en algún momento chocará con la realidad.

Etapa de la ira. En esta fase son característicos los sentimientos de rabia y resentimiento, así como la búsqueda de responsables o culpables.

Etapa de la negaciación. En este período las personas imaginan con la idea de que se puede revertir o cambiar lo sucedido. Es común preguntarse ¿qué habría pasado si…? o pensar en estrategias que habrían evitado el resultado o como ¿y si hubiera hecho esto o lo otro?

Etapa de la depresión. La tristeza profunda y la sensación de vacío, son características de esta etapa, Algunas personas pueden sentir que no tienen incentivos para continuar haciendo su vida social e inclusive pueden aislarse de su entorno.

Etapa de la aceptación. Una vez aceptado el resultado, con el tiempo, recuperan su capacidad de experimentar alegría y placer.

No obstante hay que aclarar, que las personas no pasan necesariamente por todas estas etapas, ni en ese orden específico, por tanto, puede manifestar de distintas maneras y en momentos diferentes para cada persona.

Este “duelo” cívico que manifiestan cientos de miles, millones de argentinos, estará sin duda marcando los tiempos por venir, que amén de la crisis, que no será fácil de remontar, vendrán todas estas etapas, que algunos imaginan, serán determinantes en el amino social.

Un caso concreto  fue la marcha que se dio hace unos fines de semana en la plaza de mayo y en distintos lugares del país, a modo de manifestar su apoyo, no solo a Macri, -a pesar de sus fracasos y sus logros- sino a lo que consideran, es el sostenimiento de la república, a ellos, les será muy complejo, sobrellevar, los indultos que vendrán a los procesados por corrupción, el congelamiento de causas, la liberación de todos los implicados en la ruta del dinero, en fin, saben que vendrá un campora al gobierno, Perón al poder, que en este caso será, Alberto Fernández al gobierno, Cristina Fernández, nuevamente en el poder, con todo lo que ello implica, y el giro de país, para volver al eje, Venezuela, Irán, Cuba y Rusia. Es decir el aislamiento del mundo nuevamente…

Muchos dejan la idea que, es lo que la ciudadanía votó, pero no es suficiente, porque no hubo unanimidad, – en realidad nunca la hay- hablamos de mayorías, de 47% pero el 53% restante no apoya ese retorno al pasado, no obstante, la democracia funciona de esta forma, por ello, es imprescindible que se den los contrapesos, que no tenga quien asuma mayoría en ninguna de las cámaras, ni que tampoco pueda influir y manipular la justicia.

Este es el centro, más allá de quién gane o pierda, que se sostenga el equilibrio, requisito sine qua non, es decir una condición, que es indispensable, imprescindible, esencial para que suceda algo bueno en esta castigada sociedad argentina…

Por más, que el presidente Macri, haga discursos entre el mea culpa y la campaña de octubre, con frase como esta, nada parece alcanzar:  “Hemos cometido errores y dado pronósticos que no se cumplieron. Si atravesamos dificultades, si dimos tantos pasos hacia adelante cuando nadie creía que podíamos hacerlo. ¿Cómo no vamos a poder avanzar hacia esa Argentina que nos merecemos?”

La forma de expresarse de este presidente, con errores y acierto, es un modo que en la década anterior estuvo ausente, nadie pidió disculpas, ni se desdijo del daño que se hacía, tal vez sirva como por ejemplo, lo que se pretende hacer con la tristemente famosa resolución 125, que ante el fracaso terminó en la persecución y la limitación de la industria del campo, que es la único que desarrolla potencia e ingresa dólares genuinos hace muchos años a la Argentina, tuvo en esta campaña otro estadio.

Ausente Delia, apareció un tal Grabois, que dice atrocidades y más, como por ejemplo la arenga marxista, que en la Argentina había que hacer una reforma agraria, al estilo comunista que no sirvió en ninguna parte del mundo, y atención no es un hecho aislado, está en el instituto patria y es el motorizador de marchas, corte de avenidas, es la fuerza de choque piquetera del cristinismo, no es cualquiera que habla, es aquel que encarna lo que no se atreven en público, ni CF, ni su candidato Alberto Fernández.

Ante lo cual, poco más se puede hablar al respecto pues lo votaron 12 millones de argentinos, que decidieron abandonar la república, para vivir en un régimen populista, eso se planteó con el voto en las PASO, solo queda ver si se confirma, este comportamiento social, el 27 de octubre, que si es así, será dicen en el exterior, para ser analizado por antropólogos, que no comprenden cómo se puede volver a lo que se despreció.

Pero la economía en muchos aspectos, manda y dicen los consultores, ha sido factor determinante. Mientras el dólar mande sobre las expectativas y domine toda la escena, otro de los grandes interrogantes estará en segundo plano, aunque no es fácil saber cuán segundo plano es: qué pasará con la corrupción o con el castigo a la corrupción, dice el periodista Ricardo Roa.

No son recuerdos del futuro, sino del pasado y del pasado bien reciente. Días atrás la Justicia federal, le pasó a Amado Boudou una de cal y una de arena.

Lo absolvió por la compra sin licitación de una flota de autos de alta gama para, en el ministerio en su momento de Economía, cuando era ministro y lo condenó a tres años de prisión en suspenso por falsificar los papeles de un auto para no pagarle la mitad a su ex mujer.

En este momento, será un preso, pero Boudou no es un preso común. Es el primer vicepresidente en la historia Argentina condenado y condenado encima por corrupción.

Es posible, muy posible que al ganar el cristinismo, que por el contrario, lo considera, un pobre e indefenso preso político, lo indulte y encima haya que pagarle algún dinero de tipo resarcitorio, no es un delincuente común, fue vicepresidente y es k.

No importará mucho que acumula una media docena de causas por una variedad de delitos con los que se enriqueció y se despidió de la política, por ello, no faltará quien intente rescatarlo.

Todos, los que no están en duelo, los cristinistas, apuestan a que el tiempo sea circular: que pareciendo ir para adelante también vaya para atrás.

Pero, en santacruzlandia, todo lo inverso a lo que se denuncia, se critica al gobierno nacional por medidas, pero aquí se decidió el re-perfilamiento de jubilaciones y salarios, con algunas excusas, que a juzgar por lo publicado por OPI SANTA CRUZ, dista mucho del relato oficial del gobierno de la re electa Alicia Kirchner.

Dice en alguna parte la nota “Es una falacia que en Santa Cruz haya disminuido considerablemente el ingreso de fondos. Si bien el contexto nacional complejiza el orden macro de las finanzas en todas las provincias, por ser una productora de petróleo, oro y plata, la provincia, tiene ventajas comparativas con respecto a otras, favorecida especialmente por los saltos del dólar y el incremento de las regalías y además porque ha multiplicado sus ingresos en el interanual, tanto por los ingresos coparticipables de nivel nacional como de los fondos percibidos por recaudación provincial a través de la Agencia espía de inteligencia tributaria militante…”

De acuerdo a los números oficiales los fondos recibidos por Santa Cruz en agosto de 2018 fueron de $ 1.448.741.300,00 (Mil cuatrocientos cuarenta y ocho millones, setecientos cuarenta y un mil trescientos pesos) y en agosto de 2019 la provincia recibió de manos del gobierno nacional, por todo concepto la suma de $ 2.165.237.400,00 (Dos mil ciento sesenta y cinco millones doscientos treinta y siete mil cuatrocientos pesos), lo que hace un aumento del 37% en el interanual de los fondos ingresados a la provincia.

En cuanto a la recaudación interna a través de la Agencia espía de inteligencia tributaria, el gobierno de la Alicia Kirchner, en el primer semestre de 2019 percibió la suma de $ 6.177.720.229,76 (Seis mil ciento setenta y siete millones setecientos veinte mil doscientos veintinueve pesos con 76 centavos).

Haciendo una progresión bastante conservadora, a diciembre de este año el gobierno de superaría los 11 o 12 mil millones de pesos en la percepción de impuestos internos.

¿Cuál es la crisis económica, que dice que hay en el gobierno de Santa Cruz?

Ahora bien, como siempre ciudad gótica, Río Gallegos, dio la pista, que todo será más difícil de lo esperado, si bien nadie festejo ningún triunfo el 11 de agosto, ahora se comprenderá mejor porque fue así.

El intendente de la ciudad, pacto con el gremio municipal, que acepto a cuenta, otorgarle un 10% de recomposición al sueldo básico;  5% en noviembre 5% en diciembre.

Otra vez el gremio municipal, que hábilmente lo tomo a cuenta y estableció el compromiso, para volver a tratar la diferencia, por inflación en octubre, dejando en ridículo a los gremios k, de la administración central que capitularon y se rindieron ante la orden partidaria del ex fpv, no logrando ni una moneda, solo una mención que para fines de septiembre se volverían tal vez, si los astros se alinean a verse las caras, pero por detrás, claramente sigue mandando el reperfilamiento de jubilaciones y salarios por 90 días, con lo cual, luego vendría el fin de año, las fiestas, las vacaciones, y el altísimo dirá, en qué momento del 2020, vendrían algunas monedas para los jubilados y empleados, que tendrán por delante muchos meses, de inflación fuerte y pérdida acelerada de poder de compra.

Obviamente que todo está supeditado a cómo lo tomarán en realidad las bases, ya fuera de foco la dirigencia gremial pública k, que entregó atada de pies y manos a sus afiliados, a la resignación de moverse en planes de contención, descuidando la verdadera función que es proteger los intereses de todos, el gobierno tiene esa tarea de brindar ayuda social, no lo gremios, que por sus cartas orgánicas, definen el bien común de sus adherentes ante la patronal, no creo que en ningún lugar, diga que debe haber entreguismo y complicidad con la patronal, en este caso el gobierno de Alicia kirchner, que si bien fue re elegida, y ungida por el voto de una parte de la ciudadanía, habría que recordar, que es mayor el porcentaje de los que no lo hicieron.

Nada se puede predecir en ciudad gótica, ni en santacruzlandia, pero con una inflación de agosto estimada en 4,5% y un superior al 5% en septiembre, con un traslado a precios fenomenal, ya no contarán tantos, las lealtades políticas, sino sencillamente en ruido del estómago reclamando comida, y el cuerpo pidiendo los remedios…

Que Dios nos ayude…

Comments are closed for this post.