Cupo femenino, porque no se cumple en la cámara de diputados.

Con la jura de la dra Roxana Reyes en la cámara de diputados de la nación, su banca en la legislatura provincial queda su segundo en la lista, Pedro Valenzuela. Existió un cuestionamiento por esta asunción, alegando el cupo femenino.

Silvia D’Andrea es una de las firmantes de este petitorio, ya que no existe ningún tipo de acción directa sobre el hecho, es un petitorio que hacemos a la secretaria electoral, en donde se plantea, que el hecho de corrimiento de lista es totalmente legítimo, ya que responde al sistema electoral de Santa Cruz, pero nuestro planteo es que, esta legalidad del hecho, está contrapuesta a la legitimidad de la representatividad de las mujeres, en el área parlamentaria con la salida de la dra Roxana Reyes, que recordemos, fue electa diputada nacional en representación de Santa Cruz.

En la presentación del petitorio, analizamos los derechos progresivos, en este análisis nos mantenemos dentro de la constitución nacional, a través del artículo 75, inciso 22, donde dice que debe ser propicia la situación, propiciar la participación de las mujeres y su presencia efectiva en áreas parlamentarias o a cargos electivos.

Ya hubieron antecedentes en provincias como Córdoba, Santa Fe, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, avanzaron sobre estos temas.

Este petitorio es para que se reglamente el cupo femenino y su representación efectiva. Ante esta situación, ponemos los argumentos, para que se reglamente, nos amparamos a derecho en el artículo 75, inciso 22. Donde buscamos que se reglamente la sucesión de mujeres en cargos legislativos. Ya que Santa Cruz tiene una situación particular, tenemos este senado encubierto que son los diputados por el pueblo, hay 24 diputados por pueblo que también se rigen por el cupo, pero son representaciones uninominales, en donde tenes listas de candidatos, pero asume uno solo, al momento de asumir notamos que de 14 diputados por pueblo tenemos una sola mujer, que en este caso es la representante de Pico Truncado, por lo que el 30 por ciento que debe ser el piso, es el techo del cupo femenino.

Comments are closed for this post.