Banco hipotecario de Caleta Olivia se fue

El pasado 1 de diciembre cerró sus puertas la sucursal del Banco Hipotecario Nacional en Caleta Olivia. El sábado se completó la mudanza a Buenos Aires de mobiliario, equipos informáticos, cajas fuertes y cajeros automáticos desde el edificio ubicado en la calle Cristóbal Colón de la ciudad de El Gorosito, donde por casi cuatro años y hasta el jueves funcionó la entidad bancaria con un reducido plantel de empleados.

El cierre de la entidad, que contribuía a potenciar una zona de entidades crediticias conectadas con la avenida Eva Perón, en manzanas cercanas al Monumento al Obrero Petrolero, se concretó en medio de la indiferencia de funcionarios de distintos estamentos gubernamentales y entidades comunitarias y de una tibia reacción del gremio bancario.

La apertura del BHN en la ciudad de El Gorosito vino de la mano del ProCreAr, el programa que puso en marcha el anterior Gobierno Nacional para posibilitar el acceso, ampliación o refacción de viviendas a miles de familias en todo el país.

Si bien esa línea crediticia aún está en vigencia, por razones que no se hicieron públicas el sector privado, que tiene el 40% de las acciones, decidió levantar esta sucursal, lo cual indica que contó con aval político porque el 60% restante corresponde al Estado Nacional.

A partir de ahora, quienes allí realizaban trámites deberán hacerlo en las sucursales de Comodoro Rivadavia o de Río Gallegos, perdiéndose de esta manera un beneficio logístico que había sido anhelado por muchos años.

Como alternativa de consuelo, les quedará la posibilidad de realizar depósitos o transferencias de fondos mediante la utilización de sus home banking.

De los empleados, se sabe que uno acordó seguir trabajando en Comodoro y que los restantes accederían a una indemnización y si bien los puestos laborales que se pierden no son muchos, se van sumando a un creciente nivel de desocupación que está en sintonía con el cierre de más de 200 comercios de diferentes rubros en el curso de los últimos dos años.

Fuente: La voz santacruceña

Comments are closed for this post.