Argentina sufre, las consecuencias de malas gestiones (y Santa Cruz también)

Cada tanda, nos acercamos a la vacuna los viejos de más de 60 años, seguimos en esta suerte de bingo o quiniela, para recibir una vacuna…desde el gobierno nacional y de la provincia, que no dan soluciones, pero nos asustan un tanto, cada vez que hablan, persiste la posibilidad de acabar en el hospital. Los favorecidos, que les aplican la vacuna, se siguen prestando para la selfie electoral…

Mientras los roba vacunas, se adelantaron, y nos quitaron la oportunidad, se rien de todos nosotros, que cortamos clavos, con los dientes, esperando cada mañana, estar bien y zafar…pero ellos por ser súper alcahuetes estratégicos del gobierno provincial, le quitaron la oportunidad a cada uno de los 632 muertos por el covid19 en la provincia. 

La provincia de Santa Cruz recibió 37.750. Aplicó de la 1er componente 24.648 y del 2do componente 6.103, es decir que desde el año pasado vacuno a 30.751 el resto sigue en la espera. Hay en stock 6.999 vacunas.

Según la última actualización oficial la provincia de Santa Cruz, registra hasta ahora, un total de 632 muertos atribuidos a COVID19 desde que comenzó la pandemia. 297 Río Gallegos, 157 Caleta Olivia, 17 Puerto San Julián, 20 Río Turbio, 5 en 28 de noviembre, 35 Pico Truncado, 6 Piedra Buena, 20 Puerto Deseado, y 27 Las Heras, solo por indicar algunas localidades.

Y los muertos en el país, son hasta ahora 55.449

Cada día se conocen más datos de esta tragedia que significa el covid19. Las transferencias a las provincias, con destino específico para la pandemia fueron más de $1000 millones de pesos, hasta fin de febrero, período en el que se registraban 2,1 millones de casos y más de 54 mil muertos, y conforme a las estadísticas oficiales, el gobierno nacional distribuyó $482 entre las provincias por cada contagiado registrado.

La información detallada publicada por la periodista Gabriela Origlia, también se filtraron datos de cuáles fueron las provincias que más giros para enfermos de covid19 recibió por habitante. 

En ese mapa, el distrito que más dinero por habitante recibió fue Río Negro, con más de $75 millones de pesos recibidos, para 747.610 habitantes (proyectados a 2020), alcanzó los $101 per cápita. Formosa fue el que más percibió por contagio: $18 millones de pesos que recibió implican $15.657 por cada infectado.

La provincia de Bs As recibió transferencias del Ministerio de Salud por $286 millones de pesos, que, si bien es el valor absoluto más alto, no lo es en relación a su población total de 17,5 millones: le corresponden unos $16,3 por habitante. y con $236 millones de pesos recibidos, la ciudad de Bs As y sus 3 millones de porteños recibieron $77 por habitante.

Como era de suponer desde el ministerio de Salud de la nación, no especificaron cuál fue el criterio con que se distribuyeron los recursos. Y los números tampoco parecen revelarlo. Formosa, como ya se describió, encabeza otra singularidad: la provincia de Gildo Insfrán fue la más beneficiada si como criterio de la ayuda que distribuyó la Nación se toman en cuenta los casos detectados hasta el 22 de febrero. 

Otra particularidad: hasta el 31 de diciembre, cuando solo sumaba 220 contagiados, la cifra alcanzó el récord de poco más de $81.000 por cada contagio.

Y en lo atinente a la cuna del proyecto nac & pop, hablo de Santa Cruz, que durante semanas tuvo a su sistema sanitario colapsado, recibió la indigente cifra de $155 por cada santacruceño contagiado. Si algún militante puede explicar, porque se hizo y se continúa con este castigo a la provincia por parte del gobierno nacional, que lo diga públicamente, porque los muertos y casos en relación con la población, da cuenta que la discriminación hacia la provincia de Santa Cruz, se trata de un hecho inédito, considerando que son ramas del mismo árbol…el gobierno nacional y el gobierno provincial.

Detrás de Formosa, la provincia que más fondos recibió por cada positivo detectado fue Corrientes, con $8348 por contagio. Ambas quedaron muy arriba del promedio país de los giros de Salud que mencionaremos en forma aproximada, que fue de $482 por caso de Covid-19. Le siguen Misiones, con $2351; Jujuy, $2115, Río Negro, $1461. Con más de $1000 por paciente solo quedan Catamarca, $1106 y Ciudad de Buenos Aires, $1041. 

Con menos fondos, pero así y todo sobre el promedio del país están: Santiago del Estero, $849; La Rioja 847; Salta $837; San Juan, $823; Entre Ríos $770; Chaco $ 757, Neuquén $232,09; Tierra del Fuego, $218,58 y Chubut, $173,71.

Y para el caso del Ministerio de Obras Públicas de la nación, definió trabajos específicamente afectados al Covid-19, que afirman haber puesto en marcha obras e intervenciones en hospitales, centros de salud en 22 provincias para lo que destinaron $14.059 millones. 

Aquí en Santa Cruz, no se ha visto un solo ladrillo, ni un peso en el sistema maltrecho de salud, ni para pagar adecuadamente a su personal agotado ni en infraestructura, como se ejemplifica con la tragedia que ocurre en Río Turbio, según denunciaron los propios médicos de la zona…

Sigamos con los éxitos del gobierno nacional. Tras registrar los peores resultados en 13 años, los bancos en Argentina atribuyen parte de sus pérdidas a las medidas dispuestas por el presidente Alberto Fernández, y por tanto, están solicitando al BCRA que realice algunas modificaciones.

Los bancos se quejan de las medidas adoptadas el año anterior, para apoyar a la economía en medio de la pandemia, como exigir que las instituciones financieras otorgan préstamos con tasas más bajas que la inflación, eliminar las comisiones para algunos servicios y postergar los pagos de las cuotas de los créditos. 

Cómo ven los bancos, que en campaña supuestamente electoral, si es que se realizan, el Gobierno es reacio a eliminar estas medidas, ya que busca reactivar la actividad económica antes de las elecciones legislativas, de medio término.

Concretamente, y no en defensa de los banqueros, que se la llevan demasiado fácil en Argentina, el sector bancario argentino cerró 2020 con el menor rendimiento del patrimonio desde 2007, según datos del banco central. 

En conjunto, los bancos dicen que perdieron o dejaron de ganar, tal vez el término adecuado, más de 50.000 millones de pesos (o sea unos US$546 millones).

Lo loco, y hasta absurdo, es que los principales bancos del país exigieron al BCRA que elimine o reduzca la tasa mínima para los depósitos a plazos fijos, vale decir que pasen a perder mucho más los ahorristas y que el mercado argentino se vuelva aún más pequeño, por la baja capacidad de ahorro que hay.

Además, quieren que se modifique el programa “Ahora 12” que obliga a las entidades financieras a permitir que los consumidores paguen en tres, seis, 12 o 18 cuotas mensuales a tasas más bajas que la inflación prevista, por ello, verían con agrado, los bancos, la eliminación del período de gracia para el programa de compras en cuotas.

En este punto, del descomunal discurso del gobierno bicéfalo, sería importante aclara que, que la deuda externa es la consecuencia. El origen es el déficit fiscal crónico. 

Por ejemplo, en 2018, el gobierno del Pdte Macri decidió tomar un préstamo por US$57.000 millones del FMI bajo un acuerdo Stand-By. De ese total se desembolsaron US$44.000 millones. Más del 90% de esos fondos se usaron para pagar deudas anteriores. 

Sin embargo, el Instituto Patria, por orden CFK, cuestionó a Cambiemos por “la fuga” de capitales, hecho que terminó en una absurda denuncia penal anunciada por el presidente Alberto Fernández en la apertura de sesiones del Congreso de este año. 

Pero valdría, dar luz, sobre datos, no de opiniones políticas. El foco está equivocado. La deuda no es impagable, como argumenta falsamente CFK. Ni por volumen (solvencia) ni por perfil (o liquidez). La deuda, no es mayor a la de otros países en desarrollo. Lo que es inviable es crecer con estas reglas. Sin inversión, sin comercio, sin exportar, sin importar. Sin crecer no se puede bajar la pobreza, crear empleo, tampoco pagar deudas, pero no es la brecha externa que sofoca, sino la interna, por la falta de un programa económico y político de la administración del presidente Alberto Fernández.

Que Dios nos ayude o en quien ustedes decidan creer, muchas gracias.

Al ingresar, podes escuchar la editorial de Oscar Muñoz del 26 de marzo del 2021.

Comments are closed for this post.