Argentina, Santa Cruz, cada vez más complacientes, a la pobreza, el robo de vacunas, la inflación, y la corrupción.

Si alguien pensara, en hacer las cosas tan mal, a propósito, tal vez tendría una excusa, pero en el gobierno de Santa Cruz, que se dicen ser un grupo de científico, no encuentro una real explicación por este método siniestro, de dilatar en el tiempo la vacunación, seguir estando pendiente de la lotería o el bingo, de conseguir un turno en un sitio web, cuando hay miles de dosis en depósito, tardaron varios meses en darse cuenta, que no alcanza con solo dos sitio como vacunatorio, que ahora se deciden a sumar uno más, para los ciudadanos de a pie. ¿Por qué someternos a esta ruleta rusa, de vida o muerte, por no recibir una vacuna? 

Cada día que pasa, es una tortura mental, tengo miedo, no me preocupa decirlo públicamente, no es por la posibilidad de morir, sé que soy un dinosaurio de los medios en Santa Cruz, pase por todos, radios, TV, medios gráficos, sitios web, que estoy en tiempo de descuento, no puedo pedir más de lo que tengo, hijos, nietas, afectos, en todo caso, mi problema, es caer en un sistema de salud, que está en manos de inexpertos que improvisan, no deseo ser un conejo de india, no quiero sufrir, hasta morir por ineptitud de la dirigencia política. 

Que le apliquen la vacuna o no, es como estar parado en barranco, que significa vivir o morir en intento, siguen sin entender el ministro de salud de Santa Cruz, que los viejos que caen el UCI, casi todos mueren, cada día que pasamos, los viejos no militantes ni alcahuetes del poder, se nos quema una ficha, de este juego de vacunarte o no.

Los turnos, fueron para Río Gallegos y Caleta Olivia, en la terrible página www.santacruz.gob.ar/vacunarparaprevenir, solo para personas mayores de 64 años, que repito, casi como para darme ánimo, si sobrevivo al virus en julio. 

Me indigna, que nadie explique porque tiene más 16 mil vacunas guardadas, y entrega turno a cuentagotas, me da bronca, que por unos meses quede afuera, de la lotería de vacunas. 

La provincia de Santa Cruz recibió 52.950 Aplicó de la 1er componente 30.493 y del 2do componente 6.275, es decir que desde el año pasado vacuno a 36.758 el resto sigue en la espera. Hay en stock en este momento 16.192 vacunas.

La provincia registra, hasta este momento: 646 muertos atribuidos a COVID19, desde que comenzó la pandemia:301 Río Gallegos,36 El Calafate, 160 Caleta Olivia,1 Cañadón Seco,1 Fitz Roy,17 Puerto San Julián,21 Río Turbio,34 Pico Truncado,2 Koluel Kaike,7 Perito Moreno,10 Piedrabuena,7 de 28 de Noviembre, 20 Puerto Deseado,27 Las Heras,1 Los Antiguos, y 1 El Chaltén.

Y el Ministerio de Salud de la nación consignó, hace unos minutos un total de 56.832 fallecidos.

Algunos dicen que se suponía, quizás, una cifra mayor, en el anuncio de que la pobreza llegó al 42% y representa 19 millones de ciudadanos argentinos, pobres e indigentes, no provocó nada, no aparecieron los periodista militantes en la cadena de la alegría y el ánimo rentada, que lloraban con 20% de pobres en el gobierno del Pdte Macri, ni tampoco los dirigentes seudo sociales, reclamando por la mesa del hambre, con Tinelli o Narda Lepes, la cocinera cool… no hubo ningún motín  o tumulto en las redes sociales, por los aumentos de tarifas, combustibles o las medidas para bajar el déficit fiscal, que afectan a jubilaciones, educación, y salarios.

Sobre el 42% de los argentinos que está técnicamente bajo la línea de la pobreza, desagregando de ese porcentaje, el casi el 11% la están pasando muchísimo peor, y se encuentran en situación directa de indigencia. Del total de pobres e indigentes -aproximadamente 19 millones de personas- lo grave es que la gran mayoría son jóvenes menores de 15 años.

Pero esto, no inquietó, ni nada por el estilo. Y tomando en consideración –que bajar unos puntos la pobreza y la indigencia, no se lograra ni en una década-, misteriosamente, el infectado con dos dosis de la vacuna maravilla sputnik V, el Presidente Alberto Fernández, no hizo ni una sola mención, a la pobreza, ni a la crisis económica, pero si hablo del perro, que toco la guitarra, y que está bien….

Tal vez, algunos increíblemente se tomarán una siesta, y retornarán dentro de seis meses, cuando se difunda el nuevo informe del INDEC, del primer atrasado trimestre de este azaroso año 2021, con segunda ola de covid19 incluida.

Podría inferirse que esta situación social de la argentina, podría estar demostrando o evidenciaría que el ciudadano medio de a pie, tiene paciencia y una singular tolerancia (¿quizás aclimatación?) a las terroríficas cifras de pobreza e indigencia, casi soslayando el tema, siempre que no lo afecte algún familiar cercano o a ellos mismos, no les preocupa que, si hay acuerdo con el FMI, se vendrá un ajuste más implacable que el existente. Porque debe quedar suficiente en claro, que, sin una programación de la economía grande, no existe oportunidades de volver a crecer, que es la única vía para disminuir en años algunos puntos la pobreza.

Es difícil entender la paciencia a la pobreza, la inflación, el robo de vacunas, la falta de un plan de vacunación frente a la pandemia, es realmente raro, que en un año haya más de 3 millones de nuevos de pobres e indigentes y no hubo ninguna movilización en el país, salvo algún acto circense de la izquierda k. Ni hubo ningún estallido social en el conurbano bonaerense, que es donde el 51% de la población está bajo la línea de pobreza, tal vez atenuado por los millones de planes sociales y que otorgan los punteros políticos de la cámpora. 

Años anteriores, solo para recordar, cuando se anularon la ley que ajustaba las jubilaciones, tiraron toneladas de piedras por parte de la izquierda filo k y el cristinismo, y ahora con la modificación, siempre pierden frente a la inflación, decididamente ese es parte del ajuste encubierto del Pdte Fernández, del que nadie quiere hablar. 

Sumado al espejismo monetario que encubre la fuerte pérdida de poder adquisitivo de estos años, que empequeñece toda jubilación y sueldo estatal en más de un 13%.

Aunque en forma silenciosa como buena majada ovejuna, es más que indiscutible que la sociedad, brinda más atención a los aumentos permanentes de la nafta, el gas y de la luz, a la tv, la telefonía celular o la medicina pre paga, que al crecimiento incansable de la pobreza, quizás, porque los pobres, ya dejaron de pensar en eso aumentos…

Todo cambió, y parece, que el ciudadano argentino, el santacruceño, está dispuesto a tolerar mucho y más de los imaginado, en los últimos años -al menos en la pre pandemia- en el mundo, solo en la Argentina y en Venezuela los indicadores de pobreza e indigencia eran peores en 2019 que en 2009. Pero el populismo, prefiere, no mirar para atrás, y si esconder bajo la alfombra todo lo que no es bueno a sus fines, y si el periodismo, crítico, los descubre, los publica e informa, atacarlos desde la cadena de la alegría y el ánimo rentada, para tratar de por medio de la post verdad, con el invento del género y el bochorno del lenguaje inclusivo, aplicar, el somnífero militante falaz y berreta, para seguir, con impunidad la destrucción sistema de la república. Está a la vista, no hay que profundizar mucho sobre la realidad de la argentina. 

Pero todos los días, tenemos en el país, una demostración que podría enrolarse en la Ciencia ficción. Con la intención de inducir buenas vibrar internacionales ahora el FMI, dice que la economía argentina crecerá 5,8% en 2021. Evalúan que la economía del país se recuperará este año 2021, más de la mitad de lo perdido durante el 2020, que fue -10%. Realmente nadie sabe, de donde proviene estos cálculos tan optimistas…

Lo que no se supo, no se pudo, o no se quiso a hacer, ya es tarde, las medidas para mitigar la pandemia, que cobra nuevamente un fuerza inusitada, pone en stress nuevamente a todo el sistema de salud, ni que hablar del deficiente y precario andamiaje de Santa Cruz, que desde falta de insumos, vacunas, enfermeros y ahora camilleros, todo hace un cóctel explosivo, si hay cierres aunque sean por tres semanas, no hay que olvidar que hay 11% desocupación, de los 19 millones de pobres, 4,4 millones de indigentes, números fiscales que no cierran, llevamos más de 10 años de estancamiento, 3 de recesión, y la actividad todavía no llegó a los niveles pre cuarentena ¿y quieren restringir actividades? Nada, solo una vez más…

Que Dios nos ayude, o en quien ustedes crean, muchas gracias…

Podes escuchar la editorial del periodista Oscar Muñoz del 07 abril 2021.

Comments are closed for this post.