Apretados, para no decir quienes ejercen violencia laboral en el hospital de 28 de noviembre.

Es un reclamo que estamos realizando los agentes del hospital San Lucas, de acuerdo a varios reclamos que venimos realizando hace bastante tiempo.

No tuvimos respuestas, cada agente en su tiempo lo realizó de forma particular, hasta que hace una semana decidimos hacerlo en conjunto.

Pedir una solución a la parte de la dirección del hospital.

La violencia laboral que está viviendo y sufriendo, la falta de pago de las horas extras y guardias que realizaron algunos agentes. Firmadas y presentadas en tiempo y forma.

La entrega de los recibos de sueldos, que son entregadas por personas no indicadas en el área correspondiente, que sería tesorería.

Cambios de sectores de algunos agentes, no teniendo en cuenta su antigüedad y capacidad laboral que están ejerciendo en ese sector.

Sanciones mal aplicadas, malos tratos verbales, varias situaciones que se viven día a día en el hospital.

Desde el área de recursos humanos, la persona que está a cargo y la dirección asociada y la administradora del hospital.

Se presentó un abogado de parte de la directora asociada junto a la administradora, no podemos decir que fue una amenaza directa, pero si un apriete para no dar nombres.

Aún más, nos dicen que estos días que estamos haciendo retención de servicios, podrían ser descontados.

Hubo varias cosas que se hablaron en asamblea y no fueron resueltas todavía.

Puedes acceder a la entrevista a Marisa Alarcon, trabajadora del hospital San Lucas de 28 de Noviembre, amenazada y maltratada verbalmente.

Comments are closed for this post.